Pepsi Music 2008: Motley Crue una tormenta de Rock

La banda estadounidense de Hard Rock Motley Crue cerró la anteúltima jornada del Pepsi ante 20 000 fanáticos y una lluvia torrencial; anteriormente Rata Blanca y sobre todo Horcas deleitaron a los más metaleros en la jornada que hizo honor a la música pesada.
“Esta es la mejor ciudad donde tocamos" pronunció Tommy Lee, baterista de Motley Crue mientras Nikki Sixx, el bajista, agitaba una bandera Argentina. Más allá de la veracidad de sus dichos la recepción no se hizo esperar y una avalancha de gritos, aplausos y cánticos se hicieron oír como respuesta de parte del público que ama estos gestos "populistas".

Motley Crue complació a los 20 000 fanáticos que se dieron cita para verlos soportando una larga jornada lluviosa pero musicalmente perfecta, por lo menos para los amantes del metal.

Los estadounidenses brindaron un show potente con un gran despliegue en escena y donde no faltaron ninguno de sus íxitos sobre todo aquellos que los que los hicieron conocidos en los ochenta. El público vibró con cada acorde y con clásicos como “Girls girls girls” que desataron la locura en un campo donde se hacía difícil moverse por la marea humana que llevaba a las personas de un lado al otro. No faltó el pogo y el slam en temas como Same Ol’ Situation", "Louder Than Hell". Motley Crue cumplió y su gente agradeció.

Antes había pasado Rata Blanca que tocó temas de su último disco y cerró con el ya clásico “La Leyenda del Hada y el Mago”. Sin duda lo mejor de la previa en la jornada fue Horcas y su Heavy Metal clásico que tanto hace recordad a Hermítica y que verdaderamente contagia. Walter Meza y su banda lejos estuvieron del glamour de Motley Crue para dar cuenta de un Heavy bien nacional. Mientras tanto la lluvia caía mojando los pelos largos la tachas y las camperas de cuero en una tormenta de puro Rock.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...