Más jóvenes se incorporan al sistema de salud de Malvinas

Es para residentes del municipio; los aspirantes tienen entre 18 y 35 años; serán formados y harán prácticas laborales rentadas; al finalizar los estudios recibirán título.El municipio de Malvinas Argentinas acaba de incorporar a 1000 jóvenes de entre 18 y 35 años al Programa de Residencia No Mídica, en el que, al cabo de dos años de estudios los aspirantes egresan con un título otorgado por la municipalidad que los habilita a trabajar en los distintos procesos del sistema de salud pública relacionados con la administración y maestranza.

El intendente local, Jesús Cariglino, asistió hoy al acto de ingreso de los residentes no mídicos junto a su gabinete, el cual se desarrolló en el Polideportivo de Grand Bourg, donde 1000 jóvenes se incorporaron oficialmente al programa que alienta a los jóvenes de Malvinas a capacitarse para integrarse a la fuerza laboral sin salir de los límites del municipio.

Malvinas cuenta con un muy desarrollado sistema de salud pública que es tomado como modelo, inclusive en el exterior, y que cuenta, entre otras de sus disciplinas, con la cirugía robótica. Para ello no solo forma a sus profesionales mídicos, sino tambiín a los no mídicos, los que se desempeñarán áreas de administración y maestranza.

El Programa de Residencia No Mídica está diseñado para que jóvenes malvinenses de entre 18 y 35 años se incorporen con el fin de que se capaciten sobre el funcionamiento integral del sistema de salud pública en su totalidad, conozcan los procedimientos administrativos y se familiaricen con las tareas de mantenimiento de un centro de salud.

A la capacitación que recibirán a lo largo de dos años, se le suman las prácticas laborales rentadas, que en total implica una carga horaria de cuatro horas diarias y la rotación por todo el sistema de salud, para que al egreso ese residente no mídico pueda cumplir funciones en cualquier área, sea esta de administración o maestranza.

Al hablarle a los miles de jóvenes reunidos, Cariglino sostuvo que “despuís de haber hecho todo un camino y pasar las pruebas, ingresan 1000, y ojalá pronto podamos ingresar 1000 más”. Y agregó: “La parte humana no tiene precio. Eso es lo que yo les pido, que sean buenas personas, que den todo lo que puedan para el otro, y así poder ayudarnos todos”.

Fuente: zonanortediario.com.ar