Mondino presentó al juez de Quilmes el cuerpo colegiado

El Ombudsman tiene la misión de controlar y hacer cumplir el saneamiento del
Riachuelo coordinando al cuerpo colegiado que integran cinco ONG´s.
El Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, presentó hoy al Juez
Federal de Quilmes, Dr. Luis Armella, el Cuerpo Colegiado que encomendó
constituir la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo que se concretó
ayer en el ámbito de la Defensoría nacional.

Cabe aclarar, que el Ombudsman nacional tiene la misión de controlar la
ejecución del Plan de Saneamiento de la cuenca Mantanza – Riachuelo, y
coordinar el Cuerpo Colegiado que integran cinco organizaciones no
gubernamentales.

Acompañaron a Mondino al Juzgado Federal de Quilmes integrantes del Cuerpo
Colegiado (Fundación Ambiente y Recursos Naturales, el Centro de Estudios
Legales y Sociales, la Asociación de Vecinos La Boca, Greenpeace Argentina y
la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos) .

Al concluir la reunión con el magistrado, Mondino indicó que "a partir de
ahora vamos a producir los informes, actuaciones y pronunciamientos
previstos en el reglamento y acompañaremos al Juez en todas las cuestiones
que crea conveniente desde el punto de vista procesal".

Sobre las características de esa tarea, el Ombudsman detalló que se
concretarán acciones en conjunto con el magistrado, produciendo informes
cada 45 días, elaborando informes especiales que contribuyan a realizar un
seguimiento adecuado de la orden judicial y acompañándolo cuando se realicen
inspecciones sorpresivas: "Hemos comenzado el cumplimiento de un fallo
histórico que la Corte puso en marcha el 8 de julio. Hay un tema central
para nosotros: tener en marcha, en el tírmino de los próximos 90 días, el
plan sanitario de la Cuenca, plazo que es improrrogable y no admite
modificación alguna tal como lo sentenció la Corte Suprema", agregó Mondino.

El Juez Armella pidió la colaboración del Cuerpo Colegiado, que va a
funcionar de manera permanente, para controlar que el Plan de Saneamiento y
el programa fijado en el fallo del Máximo Tribunal se cumpla.

Mondino apuntó que "la tarea reciín empieza y el saneamiento del Riachuelo
seguramente demandará largo tiempo, pero es muy importante que se comience.
Como decíamos en el 2003, lo importante es quebrar la inercia de la
contaminación porque ha sido un verdadero símbolo de la desaprensión.
Debemos cambiar la cultura del Estado, que se desentiende de los problemas
ambientales y por eso es un enorme desafío. Pero estamos dando el primer
paso de un largo camino que verificaremos día a día Hay un cronograma que
fija los pasos de la sentencia y nosotros tenemos la obligación de hacer
cumplir y controlar su cumplimiento".

Fuente: zonanortediario.com.ar