Se entregó uno de los jinetes acusados de robar a caballo en Pilar y secuestran los equinos

Un joven de 25 años se entregó hoy acusado de ser uno de los dos jinetes que montados a caballo cometieron un robo hace tres semanas en el partido bonaerense de Pilar, y en los procedimientos los investigadores secuestraron los dos equinos empleados, uno de los cuales fue hallado muerto en un baldío, informaron fuentes judiciales y policiales.

El sospechoso que quedó aprehendido acusado del delito de “robo” fue identificado por las fuentes como Darío Fernández (25), quien se entregó luego de que su padre llamó a la policía luego de una serie de allanamientos realizados ayer en el marco de la investigación.

Los procedimientos fueron realizados por policías del Comando de Prevención Rural de Pilar quienes comenzaron a trabajar de oficio en la causa a partir de que se viralizó por redes sociales y canales de noticias el video de un robo ocurrido el 23 de julio pasado en una calle de la localidad de Villa Rosa.

En las imágenes -captadas por las cámaras de un country lidero-, se observa que dos jinetes a caballo abordaron con fines de robo a un hombre que paseaba un perro y lo obligaron a entregarle la campera donde llevaba el teléfono celular, aunque luego la víctima escapa corriendo y los jinetes también se van al galope en dirección contraria.

Si bien la víctima no hizo la denuncia, ante la difusión del video, el fiscal Andrés Quintana, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Pilar, inició la causa de ofició y convocó a los detectives del Comando de Prevención Rural para la pesquisa.

Cuando declaró, la víctima contó que ya había recuperado el celular, porque luego del robo, llamó a su propio número y pudo negociar recuperarlo a cambio de dinero, confió a Télam una fuente judicial.

Tras una serie de tareas investigativas, los policías rurales realizaron ayer tres allanamientos en las localidades de Villa Rosa, La Lonja y San Alejo, donde no se localizó a los imputados, pero sí a los dos caballos usados en el hecho, uno de ellos muerto en un baldío.

“Creemos que lo abandonaron para descartarlo porque su imagen había salido en los noticieros. No sabemos aún las causales de muerte del equino, podía estar enfermo o pudieron haberlo envenenado. Es materia de investigación”, dijo a Télam uno de los investigadores.

Lo que sí secuestraron los policías fueron las dos monturas que quedaron filmadas en el video del hecho, así como también la gorra beige con visera igual a la que usaba uno de los acusados.

Tras estos allanamientos, Fernández se entregó hoy y quedó detenido a disposición del fiscal Quintana.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)