Escobar: Una joven trans se defendió de un feroz ataque con un vidrio y terminó detenida por tentativa de homicidio

Mía Retacco, referente de la comunidad transgénero en Escobar, fue brutalmente golpeada por su novio. “Me quisieron matar en mi propio departamento y me culpan a mí”, se lamentó.

“Le pedía que no me matara y él me respondió que lo tenía que hacer”, contó Mía Retacco luego de sobrevivir a un infierno de golpes y cortes. La joven trans, de 26 años y activista de la comunidad transgénero, fue brutalmente golpeada por su novio en su departamento, se defendió con un vidrio y terminó detenida por tentativa de homicidio.

Ocurrió el miércoles por la noche en un edificio ubicado Tapia de Cruz al 1100, en Escobar, donde Mía estaba con Franco Pérez, su pareja. En un momento, relató la joven, su novio le pidió ir al baño y entonces comenzó a atacarla con un cuchillo.

En medio del ataque, Mía contó que logró hacerse de un pedazo de vidrio y le provocó a Pérez un corte a la altura de la yugular. Esa reacción salvó su vida, remarcó la referente trans, pero un fiscal evaluó lo contrario: la acusó de querer asesinar a Pérez.

“Me quisieron matar en mi propio departamento y me culpan a mí”, contó al canal Crónica TV. “Sin ver, agarré un vidrio y se la di como pude. Se ve que le hice una herida muy fuerte, porque él quedó tambaleando. Después salí al balcón y pedí ayuda”, agregó.

Mía indicó que hacía dos meses que salía con el atacante. “Nos habíamos visto tres veces y teníamos amigos en común, pero el pidió mantener en secreto lo nuestro y me pareció normal: al ser trans siempre te piden eso”, señaló.

Y continuó: “Estábamos en mi departamento y él me insistió para ir a la ducha. Entré primero, yo estaba de espaldas y lo vi entrar, pero no me imaginé que tenía un cuchillo en la mano. De repente, sentí que me empezó a apuñalar”.

“Yo gritaba desesperada. Después agarró un pedazo de vidrio de un vaso, me empezó a cortar la cara, me pegó y también me ahorcó. Pensé que me iba a morir”. Ese mismo vaso roto, en un descuido de Pérez, le permitió defenderse.

“Hubo siete heridas que me tuvieron que coser, además de todos los golpes que recibí, que me hicieron perder cuatro dientes”, detalló.

El edificio donde se produjo el ataque está ubicado enfrente de la comisaría 1ra. Y los policías fueron alertados por los gritos que provenían desde el departamento.

La referente de la comunidad LGBTI+ pasó la noche detenida por orden de Claudio Aundjian, titular de la Fiscalía N° 5 de Escobar y quien la imputó por tentativa de homicidio. Este jueves, tras ser indagada por el funcionario judicial, la causa pasó a la Fiscalía N° 4, a cargo del doctor Christian Fabio y Mía recuperó su libertad

Pérez se recupera en el hospital Erill, adonde fue trasladado de urgencia con una herida cortante en el cuello y luego de perder mucha sangre.

Los siguientes pasos en la investigación serán un reconocimiento médico y la declaración de los testigos. Por ahora, la joven es la única imputada del caso.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / TN)