"Hace falta voluntad política para poner en vigencia la Ley de Niñez"

Así lo señaló Roberto Baradel, secretario adjunto de la CTA provincia y General del SUTEBA, en la jornada sobre “Políticas de Seguridad y niñez, reforma del sistema procesal penal y violaciones a los derechos humanos”, que tuvo lugar ayer en el Anexo de la Legislatura bonaerense.
Tambiín expusieron Hugo Blasco, secretario Gremial de la CTA y General de la AJB; y Hugo Godoy, secretario General de ATE y CTA, quien señaló: “Tenemos que lograr que estos encuentros contribuyan a crear las condiciones para profundizar el cambio que requiere nuestra sociedad”.
La Jornada se enmarcó en la continuidad del espacio que convocara a la multitudinaria caravana y marcha del 12 de noviembre, en rechazo al proyecto oficial de bajar la edad de imputabilidad. Comenzó a las 9:30 con las palabras de Hugo Godoy; la diputada de Libres del Sur, Laura Berardo; la diputada del Frente Transversal, Sandra Cruz; Hugo Cañón, Pesidente de la Comisión por la Memoria; y Laura Taffetani, en representación del Movimiento Nacional Chicos del Pueblo.

“Ahora quieren hacer una reforma penal que nos devuelva a los tiempos de Ruckauf, sumado a los anuncios de Scioli de querer bajar la edad de imputabilidad. Nosotros tenemos que lograr que estos encuentros contribuyan a crear las condiciones para profundizar el cambio que requiere nuestra sociedad. No quedarnos en el “no” sino avanzar en la búsqueda de condiciones de fuerza para instalar nuestras iniciativas. Por eso salimos a la calle, para establecer una asignación universal para todas las personas menores de 18 años, para que se aplique la ley de niñez y rechazar la baja de la edad de imputabilidad” señaló Godoy.

El dirigente agregó: “Nos costó mucho tiempo instalar la ley de niñez, y sin embargo en estos dos años desde que está en vigencia creció la mortalidad infantil en la provincia de Buenos Aires. En el país hay 6 millones de chicos que viven en la pobreza y 3 millones que tienen hambre. No podemos perder más tiempo, tenemos que encontrar la forma para que esta reflexión se transforme en acción. Tenemos que asumir la responsabilidad para acumular la fuerza y poder ser capaces de imponer nuestros temas en la agenda”.

Finalmente, Godoy invitó a todas las organizaciones a “rodear con un abrazo” al Movimiento Chicos del Pueblo y a adoptar su consigna “El hambre es un crimen”.

Respecto al reclamo de mayor seguridad, Hugo Cañón hizo un informe sobre los índices reales de los delitos: “Mientras en la Argentina hay 5 homicidios cada 100 mil habitantes, en Colombia hay 84 cada 100 mil. Argentina continúa estando por debajo de Estados Unidos y de Brasil en las estadísticas”. Además comparó la actual situación con los años de la dictadura: “Mientras hoy se registran 500 homicidios por año, durante la dictadura hubo 5 mil por año”. Cañón reflexionó al respecto que “para aplicar políticas de exterminio se necesita una sociedad convalidante”.

“Los medios instalan la muerte diaria, la muerte de los que tienen ciudadanía plena. La muerte de los pobres no es noticia”. Cañón inicó que para esta sociedad “no se puede comparar la muerte de una persona con título universitario, que tiene auto, que va al gimnasio; con la de un desdentado, desnutrido, mal vestido, sin trabajo. No es lo mismo perder un incluido que un excluido, aunque las muertes sean igual de lamentables”.

Sobre la represión dentro de las instituciones carcelarias Cañón indicó que “la perverción y crueldad no son mítodos medievales, están acá y ahora. La reforma del sistema procesal penal implica más enjaulamiento para pobres y excluidos. Bajar la edad de imputabilidad implica encerrar a los pibes como en campos de concentración”.

Por su parte, Laura Taffetani planteó que “detrás de cada chico pobre hay un padre desocupado. Los chicos no son hijos de la calle sino los hijos del pueblo. La solución para el problema de la inseguridad ya la sabemos, es el trabajo, el trabajo genera valores, une a la familia, permite proyectar el futuro. Por eso debemos jugarnos por un país diferente, por un país para todos, debemos refundar un nuevo país, los chicos lo necesitan y nosotros tambiín”.

Luego se dio lugar a la primera mesa sobre la “Políticas de seguridad y practicas policiales”, de la que participaron Marcelo Saín, interventor de la policía de Seguridad Aeroportuaria, Gustavo Palmieri del CELS, y el juez de Garantías de Mar del Plata, Francisco Tapia.

La segunda mesa sobre “Reforma del sistema penal como respuesta a la demanda social de Seguridad”, contó con la participación de Marcelo Medina, juez de Cámara de Mar del Plata; Benjamín Sal Llargues, Juez del Tribunal Provincial de Casación; Leopoldo Schiffrin, Juez de la Cámara Federal de La Plata; el secretario general de la Asociación Judicial y gremial de la CTA bonaerense, Hugo Blasco; y Hugo Cañón.

A las 16 hs. se debatió sobre la “Implementación de la Ley de Promoción de los Derechos del Niño y el Fuero Penal Juvenil”. Con la participación de Josí María Ghi, Director de Protección y Promoción de Niños y Adolescentes de Morón; Valeria Amendolara, Diputada del FpV y Vice presidente de la Comisión de Niñez de la Cámara de Diputados bonaerense; Fabián Cacivio, Juez de Garantías del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de La Plata; Alicia Daroqui, Socióloga e Investigadora Instituto Gino Germani de la UBA; y el secretario general de SUTEBA y adjunto de la CTA Roberto Baradel.

En su intervención, Baradel reafirmó la necesidad de "terminar con el paradigma del Patronato, que considera a los niños como objetos en lugar de respetarlos como sujetos de derecho". Además, volvió a criticar el proyecto de bajar la edad de imputabilidad, al afirmar que "no es así como se soluciona el problema de la inseguridad", al tiempo que instó a "fortalecer los servicios y consejos locales de protección y promoción integral de los derechos de la niñez".

"Esas instancias tienen que estar funcionando plenamente, y para eso es necesario que una partida de 500 millones de pesos. Para el Estado provincial esto es absolutamente posible. Comparemos las cifras, y el último aumento salarial para los docentes significó una partida de 1600 millones. Es decir, hace falta la voluntad política para poner en vigencia plena la Ley de Niñez".

Estuvieron presentes referentes de organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos, legisladores y funcionarios, entre los que se encontraba Cristina Tabolaro, Subsecretaria de Niñez bonaerense. De la CTA provincia participaron Juan Cocino, secretario Administrativo; Carlos Martínez, secretario de Finanzas; Rosana Merlos, secretaria de Derechos Humanos; Martín Bidan, Director de Prensa; María Reigada, Secretaria General de la CTA La Matanza; y Carlos Leavi, secretario General de la CTA La Plata Ensenada.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...