Absuelven a 14 imputados por el asalto a blindado en Panamericana

Catorce imputados que fueron juzgados por el asalto a un blindado cometido en 2010 en plena autopista Panamericana, a la altura del partido bonaerense de Escobar, en el que fueron asesinados dos policías, terminaron absueltos durante un juicio oral que se extendió durante casi un año, informaron hoy fuentes judiciales.Si bien trascendió hoy, el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Zárate-Campana es del 23 de marzo y no dejó a nadie condenado por los homicidios de los policías bonaerenses Darío Fabián García (46) y Rubín Fangio (42).

"Ninguno de los imputados fue condenado por el hecho principal. No quedó nadie condenado por el asalto ni por los homicidios", dijo una fuente judicial que conoce la causa.

Los jueces que emitieron el fallo en forma unánime fueron Guillermo Guehenneuf, Gladys Cardozo y Ángeles Andreini, quienes estuvieron a cargo del juicio, que comenzó el 14 de mayo de 2015 y culminó hace 22 días.

Los 14 absueltos son Ariel Edgardo Teilleri (40), Rodolfo Mario Martínez Wilchen (47), Manuel Oscar Gómez (40), Juan Pablo Contreras (34), Josí Esteban Sánchez (54), Daniel Alberto Meoniz (52), Mauro Ricardo Gallardo (34), Diego Sebastián Rossi (38), Manuel Vicente Carrizo Corbalán (60), Raúl Alejandro Díaz (38), Gustavo Fabián Díaz (41), Carlos Alberto Cortez (32), Adrián Marcelo Aldao (43) y Omar Nahuel Gómez (28), este último sólo acusado por encubrimiento.

Para los tres primeros, el fiscal Facundo Flores, quien actuó tanto en la instrucción como en el juicio, no había pedido condenas porque en su alegato consideró que no había pruebas suficientes para acusar, pero para los otros 11 había pedido penas: prisión perpetua por los homicidios sólo para Contreras y para el resto condenas que promediaban los 10 años.

Al ser detenido, Aldao era bombero y los investigadores lo señalaban como el proveedor de armas de la banda; Sánchez era un ex integrante de Prefectura Naval; y Rossi y Gallardo eran policías del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Nicolás, compañeros de los efectivos asesinados, y en su momento se los sindicó como los supuestos "entregadores".

Si bien fue absuelto por el hecho principal, Martínez Wilchen sí fue condenado a tres años de prisión pero por otra causa de encubrimiento agravado, ya que en su domicilio se encontró parte de las 415 cajas con ropa marca Polo Ralph Lauren que el 10 de febrero de 2013 una banda de piratas del asfalto le robó a un camionero chileno que circulaba por la ruta 193, en Zárate.

"El tribunal no valoró la prueba como la fiscalía y por falta de evidencias decidió a absolver a todos", reveló una fuente de la causa.

El fiscal Flores, quien es el titular de la Fiscalía Especializada en Piratería del Asfalto de Escobar, ya presentó su recurso para que el fallo del TOC 1 de Zárate-Campana sea revisado por el Tribunal de Casación Penal bonaerense.

En su apelación, a la que accedió Tílam, el fiscal Flores sostiene que el tribunal tuvo "una postura parcial y nítidamente en favor de los enjuiciados".

Tambiín acusó a los jueces de hacer "denodados esfuerzos" para "refutar serios indicios objetivos de autoría criminal, analizando cada indicios de manera aislada y no en su conjunto y de manera integral entre todos ellos".

Otro imputado que había comenzado a ser juzgado pero falleció por causas naturales en el curso del juicio fue Arturo Císar "El Chivo" Guardo (62), padre de Diego Gabriel Guardo Monte (34), alias "El Sucio", quien era el prófugo más buscado por esta causa pero murió en un tiroteo con la Policía en Los Polvorines el 13 de febrero de 2011 y 10 años antes había protagonizado una resonante toma de rehenes en General Rodríguez.

Quien este año será juzgado por este caso en un segundo debate pero a cargo de otro tribunal de Zárate-Campana es Mario Enrique Bagnera Paiva (41), el presunto ideólogo de la fuga de 13 presos del penal de Ezeiza ocurrida el 20 de agosto de 2013, que reciín fue recapturado en agosto del año pasado en la ciudad uruguaya de Montevideo.

El asalto al blindado de Escobar fue cometido el 23 de noviembre de 2010, cuando al menos 12 delincuentes que circulaban de sur a norte en cuatro autos interceptaron en el kilómetro 38 de la Panamericana un camión de caudales del Banco Provincia que transportaba 19 millones de pesos y 200 mil dólares hacia la ciudad de San Nicolás.

La banda mató a los dos policías que manejaban los patrulleros que custodiaban al camión de caudales, García y Fangio, y luego encerró y disparó contra el blindado con la intención de robar el dinero, aunque huyó sin lograrlo.

A partir del material balístico que quedó desparramado en la Panamericana, los peritos de la Policía Científica bonaerense establecieron que hubo cinco tiradores armados con dos fusiles FAL, un M-16 y dos pistolas 9 milímetros y que el camión recibió 19 impactos, pero las balas no atravesaron el blindaje.

Además, se supo que algunas de estas armas fueron utilizadas en otros dos asaltos frustrados a blindados ocurridos en 2010 en Capital Federal, uno en La Boca y otro en San Telmo.

Tambiín uno de esos fusiles fue usado en un tiroteo entre policías y ladrones registrado en abril de 2011 en la localidad bonaerense de Martínez, donde un delincuente murió, otro resultó herido y dos policías resultaron baleados.

Fuente: zonanortediario.com.ar