Ramón Lanús, el polémico funcionario que quiere jugar la interna de Juntos por el Cambio en San Isidro

En los últimos días se pudo ver a Ramón Lanús muy activo junto a Patricia Bullrich, luego de que esta mostrara sus intenciones de ser candidata en la Ciudad de Buenos Aires. El hombre nacido y cobijado bajo el ala del macrismo, tiene intenciones de jugar la interna por la Intendencia de San Isidro contra el espacio de Gustavo Posse en 2023.

Sin embargo, el pasado de Lanús es complejo, con un gran caudal de causas e investigaciones en su contra.

Lanús fue titular de la Agencia de Bienes del Estado (AABE) en la era Macri, un período muy controversial debido a que fue en el que se incrementó abruptamente el traspaso de terrenos nacionales a la Ciudad de Buenos Aires. De hecho fue apuntado por el gobierno tras una auditoría de su gestión, por lo que pesa sobre él una denuncia penal.

Ramón Lanús trabajó tanto para Macri como para Horacio Rodríguez Larreta. De hecho este último lo nombró síndico de la CEAMSE en representación del gobierno porteño, cargo que tiene actualmente.

En 2019, al llegar el macrismo al gobierno, asumió la presidencia de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), donde acumuló diversas denuncias.

En primera instancia pesa sobre él una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público (Art. 248 Código Penal) por haber firmado un convenio el 13 de noviembre de 2019, a 27 días de que Macri culminara su presidencia y violar el artículo 15 bis de la ley de Fin de Mandato. Dicho convenio marcaba la enajenación y transferencia de tierras de la Nación y la Ciudad para que el gobierno capitalino usufructuara la titularidad de la misma para venderla y financiar la construcción de los viaductos elevados de los ferrocarriles Mitre y San Martín realizados por AUSA.

Se lo investiga también por una contienda generada por el propio Lanús, con la intención de quitarle a Panter SRL la concesión del ex Paseo de la Infanta, y desconociendo los US$ 5,5 millones invertidos por la persona jurídica citada, según el peritaje disponible en el expediente. Se ha denunciado una presunta asociación ilícita de la que Lanús sería partícipe necesario, cuanto menos, para que un subconcesionario o subconcesionarios del ex Paseo se apropien de la concesión.

El ex titular de la ABBE ya había sido denunciado penalmente en octubre de 2019 para impedir la transferencia de los terrenos del Puerto de Buenos Aires a la Ciudad para avanzar con el meganegociado inmobiliario iniciado por el gobierno de Mauricio Macri.

Durante la gestión de Lanús en la ABBE también se le habían quitado terrenos a la Universidad Nacional de San Martín para que estuvieran en manos del Ministerio de Transporte, con el objeto de desarrollar negocios inmobiliarios, más precisamente la continuación del Plan Ferroviario.

Además está imputado por el proceso de transferencia a la Ciudad de los terrenos que conforman la isla Demarchi y Puerto Sur, ubicados en la Costanera Sur, para realizar un desarrollo inmobiliario.

De acuerdo a fuentes judiciales, son más de 30 denuncias las que pesan sobre Lanús.

En el terreno político, Lanús pretende desembarcar finalmente en San Isidro primero como candidato a concejal este año y luego como candidato a intendente. Buscará una interna contra el possismo.

En el año 2019, tras reclamar públicamente unas PASO dentro de Juntos por el Cambio sin éxito, se sumó al ex possista Carlos Castellano y al partido ConVocación por San Isidro, conducido por Marcos Hilding Ohlsson. Conformaron juntos el espacio Convocación Cívica Cambia San Isidro en una boleta vecinal. El resultado fue un decepcionante tercer puesto en los comicios.

El espacio tuvo un duro golpe en los últimos días con el caso de Felipe Viramonte Noguer (ex funcionario de la Aduana y candidato a concejal vecinalista) hoy detenido en Ezeiza acusado de ayudar a una banda a contrabandear celulares. Habrá que ver como continúan las alianzas locales.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)