Reclaman al intendente Montenegro por una ordenanza “inconstitucional”

En una carta dirigida al jefe comunal de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI) manifestó su “profunda preocupación” por una ordenanza que prohíbe la publicidad a estas empresas.

El proyecto fue aprobado por el Concejo Deliberante, aunque aún no ha sido promulgado por Montenegro. En ese contexto CAMESI –entidad que agrupa a diversas empresas vinculadas a la actividad inmobiliaria- solicita que la norma sea vetada por el intendente a fin de evitar perjuicios no solo al sector inmobiliario, “sino también a los propios particulares que residen en este Municipio y en el resto del país que con fines turísticos lo visitan”.

En virtud de fundamentar el reclamo, la nota cuestiona que el Concejo Deliberante de General Pueyrredón “carece de competencia para regular el ejercicio de la profesión de martillero público y corredor inmobiliario como así también su publicidad”, ya que lo atinente a esas profesiones es competencia de las provincias. En este caso, quien tiene esa potestad es la provincia de Buenos Aires mediante la Ley 10.973.

En esa línea, la presentación realizada por CAMESI destaca que el intendente de Pinamar vetó una ordenanza similar a la que en Mar del Plata pretende impedir la publicidad de empresas de servicios inmobiliarios.

La nota indica, entre otros puntos, que el Concejo Deliberante “pretende castigar a determinados sujetos como son las franquicias, los intermediarios inmobiliarios, entre otros, sin que exista una justificación válida para ello”. Además remarca que “la prohibición total de publicidad se asimila a la de productos que son nocivos para la salud como los que contienen tabaco (…) de aprobarse el Proyecto Ley se prohibiría la publicidad de la actividad inmobiliaria, lo que a todas luces es ilógico y carece de fundamentos.”

De igual forma CAMESI remarca que la publicidad es esencial a los fines de desarrollar la actividad inmobiliaria, tanto para quienes buscan comprar o alquilar, como para quienes desean ofrecer sus propiedades.

También, en otro tramo de la misiva, CAMESI se pone a disposición del jefe comunal “a los fines de conversar al respecto y clarificar cualquier cuestión de su incumbencia”.

“En el hipotético e improbable caso que no se haga lugar a lo solicitado, formulo desde ya, la más amplia y expresa reserva de derechos a los fines de cuestionar judicialmente la Ordenanza en cuestión”, concluye la presentación de los representantes de un vasto sector dedicado a la actividad inmobiliaria.

Este reclamo se suma a uno realizado por las Cámaras que agrupan a quienes hacen publicidad en vía pública y no se descarta que otros actores vinculados a los medios de comunicación eleven uno similar.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)