Murió Sergio Denis

Tras más de un año en coma, luego de su caída a un foso, murió Sergio Denis. El cantante tenía 71 años y nunca logró despertar luego del accidente que sufrió en Tucumán.

El 11 de marzo de 2019, Sergio Denis cayó al foso de orquesta de la sala del teatro “Mercedes Sosa” de la capital tucumana mientras cantaba su hit de fines de la década del ’60 “Te llamo para despedirme”. La caída le provocó un politraumatismo severo de tórax y cráneo.

El cuadro era desesperante cuando ingresó de urgencia al hospital Ángel Padilla de esa ciudad. El parte decía “edema cerebral, hemorragia subaracnoidea, fractura en el neumoencéfalo, hemotórax bilateral con fracturas costales, fractura de clavícula y escápula”.

Sergio Denis fue trasladado a Buenos Aires el 13 de abril y fue internado en el sanatorio Los Arcos. Finalmente, este 15 de mayo falleció.

Hijo de Feliciano Hoffmann y María Esther Fenzel, nació el 16 de marzo de 1949 en Coronel Súarez. Su verdadero nombre era Héctor Omar Hoffman. Su padre era carpintero y, salvo por su madre que solía cantar y su abuelo que tocaba el acordeón, creció en un ambiente donde no había músicos. Cuando era chico, aprendió a tocar la guitarra y en la adolescencia participó de un grupo folclórico junto a su hermano. A partir de ese momento, siempre estuvo vinculado al mundo de la música.

Cuando terminó la secundaria, en la década del ’60, viajó a Buenos Aires para probar suerte y se unió al grupo Los Bambis. En 1969, el sello discográfico CBS le pidió grabar como solista los temas “Fui un soñador” y “Te llamo para despedirme”. Ahí nació su nombre artístico, Sergio Denis, y comenzó su carrera de solista. Tuvo mucho éxito: grabó más de 300 canciones (entre propias y covers); lanzó 28 discos; realizó presentaciones multitudinarias en el Luna Park, el Teatro Ópera, además de participar en festivales emblemáticos como el de Cosquín o el de Baradero.

Se convirtió en un ícono del romanticismo e hizo bailar a miles de personas con diversos hits como “Te quiero tanto”, “Quereme”, “Cada vez que sale el sol”, “Yo soy la aventura”, “Cómo estás querida” y “Dame luz”, entre otros. En la década del 90, sufrió algunos problemas económicos que terminaron con causas por estafa en su contra. Como consecuencia, su estado de salud se deterioró y perdió la voz. Estuvo cuatro años sin poder cantar. En el 2000, pudo relanzarse con el disco La vida vale la pena.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)