Posse inauguró un salón de usos múltiples en una Escuela Especial

La Fundación del Rotary Club de San Isidro inauguró esta mañana el salón de usos múltiples de la Escuela Especial Nº 504, que ahora tendrá computadoras adaptadas para chicos con capacidades especiales; participó del acto, el intendente de San Isidro, Dr Gustavo Posse, quien anunció que próximamente comenzarán las obras para instalar juegos integradores en esta escuela, ubicada en Fondo de la Legua 49, Boulogne.Tambiín estuvieron presentes en la ceremonia, la presidenta del Consejo Escolar, Norma Balmaceda, la directora General de Educación de la comuna, Prof. María de los Ángeles Broggi, la inspectora jefe del DIPREGEB, Marisel Feijoó, el presidente del Rotary San Isidro, Híctor Luís Román, autoridades del colegio, alumnos y familiares.

El salón ahora cuenta con un laboratorio informático que está dotado de computadoras especiales – diseñadas por la Fundación IBM – para los chicos con discapacidades motrices que asisten al establecimiento educativo. Estas herramientas tecnológicas facilitan a una persona con limitaciones físicas usar una computadora; ya que le permiten controlar el cursor del mouse mediante movimientos de cabeza o hacer un click con gestos, entre otras funciones.

Además, el Rotary donó a la escuela dos sillas de rueda y un cuadro de Domingo Faustino Sarmiento para lucirlo en el flamante salón.

“Acostumbramos a trabajar en red con este tipo de organizaciones no gubernamentales como el Rotary, que no sólo pone su trabajo, sino su prestigio en estas acciones. De esta manera, se terminan involucrando en el compromiso con lo público. Esto es una fiesta desde muchos aspectos, como la sensibilidad hacia los chicos, tambiín tiene que ver con vencer prejuicios y límites. Y es de destacar el trabajo que realizan aquí personal docente y no docente”, señaló Gustavo Posse. El jefe comunal anunció, asimismo, que el municipio dotará al establecimiento de juegos integradores.

Por su parte, la directora del establecimiento, Marisa De Luca, expresó emocionada: “Es un proyecto ambicioso que traspasa las barreras de las limitaciones de los chicos. Gracias a la donación de estas computadoras, adaptadas para nuestros alumnos, ahora ellos se sentirán parte de un mundo tecnológico que a veces los excluye. Por eso, queremos agradecerle al Rotary, a la colaboración del Municipio de San Isidro y al afecto que día a día los docentes de esta escuela les brindan a los alumnos”.

Fuente: zonanortediario.com.ar