Posible vínculo entre la masacre de Gral Rodríguez y la de Unicenter

Nuevas pistas señalan una posible conexión entre los tres empresarios y los dos narcos colombianos asesinados por sicarios en el Unicenter Shopping de Martínez; una llamada de telífono que los une, y el calibre las balas utilizadas son los primeros indicios.
Las especulaciones sobre los asesinatos de los tres empresarios encontrados el miírcoles en General Rodríguez son muchas. Desde un principio se había hablado de la posibilidad de que íste sea un crimen relacionado con la mafia del narcotráfico.
El jueves se revelaron los resultados de las autopsias realizadas en los tres cuerpos. Según los datos que se desprenden, Sebastián Forza fue asesinado con más saña que los demás: recibió siete disparos, cuatro en la cabeza y tres en el pecho. Damián Ferrón y Leopoldo Bina fueron ejecutados de cuatro tiros cada uno, los dos recibieron tres en la cabeza y uno en el pecho. Este dato fortalece la teoría de que los asesinos buscaron una especie de venganza contra Forza, como se había dicho desde un principio.
Todos los disparos fueron efectuados con, por lo menos, dos armas de calibres diferentes, una 9 milímetros y una .40.
Durante la tarde de ayer, se empezó a hacer fuerte la teoría de la posible relación de Forza con la masacre de Unicenter. Según dichos de la policía, la víctima habló por telífono con Julián Jimínez Jaramillo, el único sobreviviente de la balacera en el estacionamiento del shopping. Otro dato vinculante es el calibre del arma utilizado: los colombianos que murieron en Martínez fueron asesinados con un arma poco frecuente, una calibre .40. Balas parecidas fueron encontradas en los cuerpos de Forza, Ferrón y Bina. El fiscal de la causa ya solicitó que se cotejen esas balas, para saber si todas salieron de la misma arma.
No se descarta que los tres jóvenes hayan sido asesinados por un supuesto ajuste de cuentas. Las hipótesis dicen que las víctimas podrían haber estado involucradas en negociados ilegales en torno a las drogas, principalmente a la efedrina.
Durante la tarde de hoy, se conoció un audio de una entrevista realizada por un periodista llamado Cristian Sanz, quien había sido contactado por Forza. En la grabación, se lo escucha a Sebastián denunciar una supuesta organización que giraría en torno al tráfico de medicamentos ilegales. Según el periodista, Forza llegó a íl mediante una fuente, queriendo denunciar una organización de la cual íl habría formado parte, pero quería salir.
El dueño de la droguería le había pedido a su entrevistador que no publicara su nombre, y le aclaró que quería que todos supieran que si le pasaba algo, era por este tema. Señaló haber sido amenazado de muerte más de una vez. El periodista declaró haber ofrecido esta grabación a la familia de la víctima, pero ellos no la aceptaron. El audio ya está en manos de la justicia, donde será analizado para seguir las pistas que tenga.
Tambiín se supo que la distribuidora Bairesmed, subsidiaria de la droguería de Forza, Seacamp, tenía más de 13 causas penales, en las que se investigaba la presunta venta y falsificación de medicamentos oncológicos y para la lucha contra el sida. Esto puede haber sido lo que intentaron denunciar, por lo que fueron asesinados.
Cada vez suena más fuerte la hipótesis de que los tres empresarios fueron asesinados por el narcotráfico. Lo que puede haber pasado, es que los jóvenes denunciaron ísta organización de venta ilegal de medicamentos de la cual podrían haber formado parte, y fueron asesinados por “delatores”.
La justicia seguirá investigado las posibles conexiones entre los asesinados y lo ocurrido el 24 de Julio en el Unicenter Shopping, para tratar de entender el por quí de semejante matanza.

Fuente: zonanortediario.com.ar