“El kirchnerismo y un sector de la iglesia empujan para desestabilizar”

El dirigente social Raúl Castells dialogó con “Aquí no ha pasado nada” espacio radial de Zona Norte Diario Online; allí dejó en claro que “un sector grande del kirchnerismo empuja un golpe de Estado; el kirchnerismo y un sector de la iglesia empujan para desestabilizar”; a su vez advirtió sobre el nivel de desocupación aunque aclarando que “el macrismo todavía no agotó su primavera con las masas de este país”.Consultado sobre el informe de la UCA que señala que hay más pobres en el país (1 de cada 3 argentinos) Castells subrayó que “desconfío de la información que brinde la iglesia porque juega políticamente muy a favor del kirchnerismo entonces no sí si es cierto o no. No obstante, percibimos un nivel de desocupación muy importante, particularmente en una rama como la construcción: en Chaco entre trabajadores en blanco y en negro solamente en la construcción se perdieron veinte mil puestos de trabajo, en Jujuy siete mil puestos en blanco y unos veinte mil en negro tambiín en la construcción. Lo que golpea más que el tarifazo es la falta de trabajo”.

En ese sentido subrayó que “si el gobierno de Macri no reví lo que están haciendo con el tema de la construcción de viviendas donde solo gastaron el 8,7% del presupuesto, la situación se va a agravar. En Jujuy ocurre una situación insólita: la gente que tiene mucha bronca contra Milagro Sala dice ‘la otra robaba pero cuando estaba ella por lo menos teníamos trabajo’”.

Respecto del clima social advirtió que “el macrismo todavía no agotó su primavera con las masas de este país. En Buenos Aires sí hay marchas por el grado de politización que hay, pero eso no se repite a nivel nacional, no vemos un clima como en la previa de 2001 durante el gobierno de la Alianza”.

Por otro lado, enfatizó que “un sector grande del kirchnerismo empuja un golpe de Estado y eso lo dejó muy en claro Luis D’Elía cuando dijo ‘si no volteamos a Macri vamos todos presos’. Tambiín un sector de la iglesia, por ejemplo en San Cayetano el cura Farrel encabezó la marcha que fue motorizada por la Confederación de Trabajadores de las Economías populares que maneja Juan Gravois, oficialmente nombrado por el Vaticano como un laico representante de ellos en la Argentina. El kirchnerismo y un sector de la iglesia empujan para desestabilizar”.

Finalmente, inquirido respecto de si cree que el kirchnerismo y un sector de la iglesia están detrás de un golpe de Estado contestó que “no tenga dudas. Plantean el derrocamiento del gobierno y ahí tienen la ayuda de Milani que no es solamente socio de Moreno en un puestito de panchos sino que era el jefe del servicio de inteligencia del ejírcito. En noviembre con un telífono desde Córdoba nos ofertaron armas en forma gratuita, para que participaramos con ellos de este proceso de desestabilización. Obviamente rechazamos la oferta y lo hicimos público”.

Fuente: zonanortediario.com.ar