Randazzo: "Dar un incremento salarial o pedir una devaluación no es conveniente para nadie"

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, afirmó hoy que "dar un incremento salarial o pedir una devaluación, no es conveniente para nadie", pidió "responsabilidad" a todos los sectores y ratificó que Argentina "está muy solvente" para enfrentar la crisis financiera internacional.
Randazzo respondió de esta manera al ser consultado sobre los reclamos que hicieron ayer la Confederación General del Trabajo (CGT), que pidió un plus salarial antes de fin de año, y la Unión Industrial Argentina (UIA), que sugirió una devaluación para mejorar la situación con Brasil.

"Estamos asistiendo a una Argentina donde hay una enorme responsabilidad de parte de todos los sectores, que observan con prudencia lo que ocurre en el mundo. Tomar cualquier decisión de este tipo, dar un incremento salarial o pedir una devaluación no es conveniente para nadie", dijo el ministro a radio Diez.

Randazzo ratificó que Argentina "está muy solvente" para enfrentar la crisis y reseñó que el gobierno fue "siempre prudente en el manejo del gasto público, de los grandes números de la economía y Argentina ha crecido por sexto año consecutivo".

Consideró asimismo que "podemos hacer de esta crisis una gran oportunidad para Argentina", por lo que -afirmó- "tenemos que estar preparados y ser muy prudentes todos los sectores".

Tras reseñar que Argentina "este año tendrá un superávit superior al ya presupuestado", que "el nivel de exportaciones es cercano a los 72 mil millones de dólares" y que hubo "un proceso de desendeudamiento importante", Randazzo dijo que estos datos "tienen un gran valor en un momento de gran incertidumbre como el que se vive hoy".

Al ser consultado sobre la posibilidad de convocar a un pacto social entre empresarios, sindicatos y gobierno, el ministro dijo que se está trabajando "en forma conjunta" para "seguir con atención la crisis".

En esa línea, enmarcó el encuentro que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, mantendrá esta mañana con representantes de la CGT y la UIA para "monitorear quí sector se puede ver afectado por la crisis, y en ese sentido tomar las decisiones que tengamos que tomar".

"Hemos ido funcionando con armonía con el resto de los sectores y siempre ha habido una enorme responsabilidad de parte de la dirigencia sindical, tanto como de los empresarios y los trabajadores", destacó.

En cuanto a los reclamos que plantearon ayer los dos sectores, Randazzo dijo que "hay que estar tranquilos y ser muy responsables", admitió que "siempre hay un tironeo", ya que los sindicalistas "bregan por un mayor aumento de los salarios" y los empresarios "quieren ganar más".

Sobre la situación entre Argentina y Brasil, explicó que nuestro país "tiene una flotación administrada" del dólar mientras que el país vecino "tiene una flotación pura, en la cual no interviene la autoridad monetaria".

"Me parece que finalmente la competitividad con el mercado brasilero, que es una cosa que preocupa, no sólo esta dada por el tipo de cambio, sino tambiín por un comercio administrado, donde hay que tener una política comercial", aseveró.

En ese marco, remarcó la necesidad de "ir tomando decisiones en forma conjunta sobre todo con mercados que son extramercosur, para que si tienen excedentes -producto del enfriamiento de la economía en algunos países- no entren a precios que perjudiquen el empleo de muchos argentinos".

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...