Barreras para cerrar el barrio Los Intendentes de Villa Martelli

El barrio Los Intendentes de Villa Martelli, partido de Vicente López, se convirtió esta semana en el primer barrio semi cerrado del municipio con la instalación de cuatro barreras que impiden los accesos desde la autopista y que fue denunciado como una forma de "dividir a ricos de pobres".Las obras se realizaron en el marco de una una ordenanza presentada y votada en junio pasado por el bloque del PRO, a travís de la Comisión de Transporte y Tránsito, con el fin de cerrar la zona a la circulación de camiones y vehículos de gran porte, ya que no es un área habilitada para tal fin.

"Cuando se planteó la votación se argumentaba el ingreso constante de camiones, ante lo que se propuso poner inspectores", detalló el Joaquin Noya, concejal por el Frente para la Victoria.

"Sin embargo, en el transcurso de la votación uno de los concejales del PRO señaló que de esta manera tambiín se daba una solución al problema de inseguridad que sufre el barrio por los motochorros", agregó Noya.

"Fue así que dimos con la verdadera intención del bloque del intendente Jorge Macri, quien cree que la inseguridad se soluciona cerrando barrios", por ello "todo el bloque del Frente para la Victoria (FPV) votó en contra, como tambiín lo hizo el interbloque del FAUNEN".

La instalación de estas cuatro barreras que impiden el paso de los vehículos que vienen desde la General Paz "no solucionan nada" y buscan "generar una diferencia entre los vecinos de mayor poder adquisitivo y el resto".

Según detalló el funcionario, en Vicente López "no esta permitido tener barrios cerrados" ya que la legislación lo prohíbe.

Además, esta normativa genera "un fuerte malestar entre el resto de los vecinos" porque consideran que "si realmente ísta fuera una solución, el municipio estaría atendiendo los problemas de un barrio y no del resto".

"El problema es doblemente grave, en Villa Martelli hay muchos hechos de inseguridad y lo que generan es una respuesta para la zona mas pudiente de la localidad y para el resto ni siquiera una respuesta ante esta problemática", afirmó Noya.

Y añadió que "con este cierre al tránsito la gente que va a Tecnópolis no puede estacionar en las cercanías y encima se destinan fondos del Estado a una política de cuidar al que más tiene".

"La inseguridad se soluciona con políticas a mediano plazo, con políticas de inclusión que permitan un ascenso social, no cerrando barrios y dividiendo a ricos de pobres", manifestó.

"Los problemas de violencia social -continuó- se resuelven con más Estado, con Estado presente y no de esta manera".

El proyecto se había votado en el Concejo en junio pasado en una sesión veloz y sin siquiera haber pasado por comisión ni haber sido incluido en el temario del día. La iniciativa informaba que se achicaría el ancho de la calle linderas a la colectora de la General Paz, para evitar el ingreso de camiones, pero durante la sesión concejales del PRO y del Frente Renovador hablaron del verdadero objetivo: crear barrios semi cerrados como forma de combatir la inseguridad, con argumentos “estigmatizadores” y “discriminatorios”.

Básicamente se planteó evitar el ingreso de personas que visitan Tecnópolis, por lo general de segmentos más populares de la sociedad, por entender que son responsables de los problemas de inseguridad que ocurren en el barrio.

El concejal del socialismo Carlos Roberto explicó al diario El Argentino Zona Norte que “pusieron unas barreras como las de la ruta, y no tiene nada que ver con el proyecto que se votó, que hablaba de reductores de velocidad y de achicar el ancho de la calle para evitar que entren los camiones, pero en ningún momento se habló de cortar el ingreso”.

Y agregó: “Es algo que nunca vi, para cortar una calle necesitan autorización del Concejo Deliberante y además hay calles que son de salida de los autos que fueron cortadas igual”.

Fuente: zonanortediario.com.ar