Posse "actuó" en una novela para hacer campaña y frenar críticas

El intentende de San Isidro, Gustavo Posse, ingresa al set de la novela "Camino al Amor" de Telefí ambientado como una kermís comunitaria, hace gestos, muecas, se escuchan aplausos y silbidos y saluda con la mano, da besos y abrazos a los extras.Mientras persisten las críticas al intendente de San Isidro por intentar erradicar una villa a cambio de un subsidio de $ 350.000 por familia, Gustavo Posse decidió apuntalar su posible candidatura a gobernador con una aparición -cameo- en el prime time de Telefí.

Con una casi imperceptible actuación en TV, el jefe comunal massista intentó desviar la polímica originada con la iniciativa para desalojar el asentamiento Uspallata en Beccar para permitir la construcción de un country.

"Un fuerte aplauso al señor intendente", se escuchó decir a un actor de la telenovela Camino al amor para dar a bienvenida a Posse. Tras esa presentación, que se emitió en el horario principal por el canal de las pelotas de colores, el intendente se abrió paso entre los asistentes a una supuesta kermes de un comedor comunitario y saludó a todos, al mejor estilo político en campaña. Camino al amor la protagonizan Carina Zampini, Raúl Taibo y Sebastián Estevanez

La participación fue tan fugaz que casi pasó inadvertida para los televidentes. Posse ingresa al set ambientado, hace gestos, muecas, se escuchan aplausos y silbidos y saluda con la mano, da besos y abrazos a los extras. Luego, se pierde en la muchedumbre.

El exdirigente radical fue blanco de durísimas críticas en los últimos días por la ordenanza que instaba a las familias del Uspallata a mudarse del municipio o la provincia a cambio de dinero. Las últimas críticas llegaron del propio seno del massismo.

La concejal del Frente Renovador en San Isidro, Marcela Durrieu, dijo que "todos estamos a favor de la urbanización de las villas, pero lo que le pasa al intendente es que tiene una especie de pobrefobia, no es que no quiere vileros, directamente no quiere pobres en San Isidro", señaló la edil massista.

El senador provincial del FR y cuñado de Sergio Massa, Sebastián Galmarini, consideró que la decisión del intendente de "erradicar" el asentamiento es "discriminatoria y ofensiva hacia los vecinos".

El defensor del pueblo bonaerense, Carlos Bonicatto, envió un comunicado al despacho de Posse en el que expresó su preocupación por el texto de la ordenanza, al que calificó de "discriminatorio".

El subsecretario de Modernización del Estado bonaerense, Santiago Cafiero -hijo del fallecido Antonio-, había denunciado que la norma, de ser aprobada, estaría "vulnerando derechos con acciones, sin consensos, de absoluta exclusión y discriminación social".

Ante la ola de cuestionamientos y reproches, desde el possismo admitieron estar dispuestos a modificar el artículo 5 del proyecto para que los "erradicados" tambiín puedan elegir quedarse en San Isidro. Una salida elegante a un problema complejo, como el cameo en el comedor comunitario.

Fuente: zonanortediario.com.ar