La Provincia descartó construir una cárcel en Tigre, porque los terrenos elegidos para expropiar se inundan

El gobierno bonaerense descartó el proyecto de construir un establecimiento carcelario en Tigre, en el límite con Escobar, al confirmar que esas tierras se encuentran en una zona inundable.

La Municipalidad de Escobar informó hoy en un breve comunicado que “el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires desestimó el proyecto de construcción de un establecimiento penitenciario en terrenos de Tigre, limítrofe con Ingeniero Maschwitz (Escobar), en Ruta 26 y Brasil, al confirmar que esas tierras se encuentran en una zona inundable”.

Alivio para los vecinos de ambos distritos, que habían comenzado a manifestar preocupación por tener una cárcel en cercanía de sus hogares, con todo lo que ello implica. Se sabe que los intendentes Julio Zamora (Tigre) y Ariel Sujarchuk (Escobar) no estaban muy contentos con la idea por lo bajo, con lo cual la decisión descomprime la situación.

Con media sanción de la Cámara de Diputados de la Provincia, la semana que viene el Senado bonaerense aprobará la expropiación de terrenos en La Matanza, Merlo, Moreno y Quilmes (entre ellos también estaba Tigre) para construir alcaidías similares a las 10 que ya tiene la Provincia. Es parte de un plan de infraestructura del ministerio de Justicia y Derechos Humanos que en una primera etapa también contempla penales a lo largo de la Ruta 6.

El gobierno de Axel Kicillof argumenta que “entre los años 2016 y 2019 se produjo un incremento extraordinario en el número de personas privadas de la libertad”.

Según datos oficiales, en 2015 la cantidad de personas encarceladas era cercana a las 35 mil, con una tasa de prisionalización de 240 personas por cada 100 mil habitantes. Y a fines de 2019 el número creció a 308 por cada 100 mil habitantes, y la población carcelaria trepó a 49 mil personas, provocando serios problemas de superpoblación.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)