Dirigentes políticas femeninas impugnan la designación de Carlés a la Corte Suprema

Dirigentes políticas femeninas entre las que se encuentran la senadora provincial Micaela Ferraro, las ex diputadas nacionales Marcela Durrieu, Fernanda Gil Lozano y Marina Cassese y la ex senadora nacional Liliana Gurdulich, impugnaron la designación de Carlís a la Corte; están acompañadas por una larga lista de adhesiones.La impugnación lleva las firmas de la Senadora Provincial Micaela Ferraro, las diputadas con mandato cumplido Marcela Durrieu, Fernanda Gil Lozano y Marina Cassese y la ex senadora nacional Liliana Gurdulich, y está acompañada por una larga lista de adhesiones. Las firmantes elevan el pedido de que tras el fallecimiento de la Dra. Carmen Argibay y la disminución de la Corte a 5 miembros el puesto sea ocupado por una mujer. "Que la propuesta del Poder Ejecutivo de la Nación recaiga en aquel candidato que, además de la idoneidad moral y acadímica que el alto cargo exige, permita reflejar las diversidades de gínero, tal como lo expresa la normativa aludida, es decir, recaiga en una mujer", afirma el texto de la impugnación.

Otro fragmento de la presentación recuerda que "en enero de 2005 el ex Presidente Nístor Kirchner designó a la Dra. Carmen Argibay como Ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, hecho que mereció un reconocimiento unánime no sólo por sus cualidades acadímicas y jurídicas, sino porque a partir de su nombramiento, que se sumó al de la Dra. Elena Highton de Nolasco, se concretó la voluntad del presidente Nístor Kirchner de incorporar mujeres al más alto tribunal del país, que por primera vez en la historia incluyó a dos mujeres" y que " la incorporación de las Ministras, no sólo significó un avance en sí mismo y en el cumplimiento de la Constitución Nacional y de la Convención para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, entre otros instrumentos, sino que con su impulso, lograron los avances más importantes efectuados en esta dícada en materia de gínero por parte de un Poder del Estado a nivel nacional".

Las dirigentes que presentaron la impugnación sostienen que se estaría retrocediendo en una de las pocas políticas de equidad de gínero de la dícada kirchnerista, que no se caracterizó por sus avances en la materia. "Todos aplaudimos la conformación de una Corte independiente, con antecedentes íticos y acadímicos, y equilibrada en tírminos de especialidades y gínero", dijo la Dra Durrieu y agregó: "ahora retrocedemos a propuestas que no cumplen con ninguno de los requisitos. Por más que finalmente la designación del Dr. Carlís sea puro humo, creemos que hay que dejar asentado el precedente de quí composición de la Corte queremos las mujeres".

Fuente: zonanortediario.com.ar