Dos muertes evitables en Vicente López

Somos Alicia y Cesar, padres de Celso Javier Paz y Federico Zarini nuestros hijos; ellos eran dos amigos que habían terminado su secundario en el Colegio Comercial de Saavedra; con sus 18 años disfrutaban plenamente de su vida, pero tragicamente en la noche del Sábado 11 de Febrero fueron asesinados por la desidia y corrupción de TBA.¿Quí les sucedió en la madrugada de ese día? Como la hacían todos los fines de semana iban a encontrarse con sus amigos en la plaza de la estación Florida del Ferrocarril Bartolome Mitre, su lugar de encuentro. En camino a ese lugar algunos de los chicos fueron accediendo por las calles adyacentes a la plaza.

En cambio Celso y Federico junto a otro amigo prefirieron acortar distancias caminando por las vías desde la calle Melo en dirección a la calle Roca. Fue en esas circunstancias al poco de transitar, en que Celso se encontró con un vació en el terreno de las vías que lo hizo trastabillar y caerse sobre el tercer riel que se encontraba desprotegido de la cobertura de madera correspondiente. Federico se abalanzo para ayudarlo al verlo caer. Consecuencia de ello, ambos murieron en el acto a causa de los 830 voltios mortales que sesgaron sus vidas.

No fue la fatalidad, no fue un accidente, no fue el destino el que mato a nuestros hijos. Ellos fueron asesinados por el tercer riel.

Reclamamos por la desidia, la negligencia, la indolencia, la avaricia y la indiferencia de TBA, de la CNRT y de las autoridades nacionales, provinciales y municipales que nos arrancaron la vida de nuestros hijos.

Fuente: zonanortediario.com.ar