Kubar: “En plena pandemia, García puso de director de epidemiología a un delegado de ATE que no es médico ni conoce del tema”

El ex intendente de General Rodríguez Darío Kubar habló en exclusivo con Zona Norte Diario Online. En la charla no ahorró críticas al actual jefe comunal Mauro García y su manejo de la crisis sanitaria. “Gracias a Dios no hay tantos casos, hoy llegamos a 58, pero hay una enorme desorganización, el comité de crisis no funciona, no hay un temario y en síntesis no hay conducción”, fustigó.

Darío Kubar fue víctima del fracaso de Cambiemos. Arrastrado por la debacle electoral de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal perdió la intendencia el año pasado a manos del hombre del Frente de Todos Mauro García.

Aún así, el jefe comunal se alejó de la estrategia de otros en su situación y no teme hablar de la nueva gestión local con fuertes críticas.

En una entrevista exclusiva con Zona Norte Diario Online, Kubar disparó munición pesada contra García en cuanto al manejo de la crisis producto de la pandemia de Covid-19 y lanzó duras acusaciones.

– ¿Que evaluación hace del manejo del Ejecutivo de la crisis por el Covid-19?

La verdad veo que a pesar de que pasaron ya tres meses del inicio del aislamiento social, veo que están muy desorganizados. Se arrancó con buenas intenciones, con ganas de generar un hospital y centros de aislamiento. Primero lo iban a habilitar en 20 días, después se frenó y hoy está hecha la obra pero el hospital de campaña no atiende a ningún paciente. Lo mismo con los centros de aislamiento, que iban a servir para sacar del entorno familiar a los pacientes leves, pero nunca lo hicieron. De hecho hoy nadie se preocupa por las familias ni su entorno cuando se encuentra un caso. El intendente García colocó de director de epidemiología a un muchacho que es un delegado sindical de ATE, que no es médico ni conoce del tema, en plena pandemia. Es un cargo que se creó para esta situación, encargado de seguir el desarrollo de la enfermedad y su propagación y le dieron el cargo a una persona que no está capacitada para eso. Lo vengo diciendo desde siempre: veo al intendente quizás con buenas intenciones pero muy solo. No se ve al Gabinete en la calle, no se ven controles los fines de semana y el manejo en general está muy flojo. Gracias a Dios no hay tantos casos, hoy llegamos a 58, pero hay una enorme desorganización, el comité de crisis no funciona, no hay un temario y en síntesis no hay conducción.

– Más allá del contexto de pandemia ¿Cómo está viendo al distrito en estos meses que pasaron desde que dejó la intendencia?

Es difícil analizar como está el municipio sin incluir a la pandemia, esa es la realidad, porque el intendente recién armaba su equipo cuando esto lo golpea. Pero me parece que no ha podido consolidar un Gabinete, donde se empiezan a ver las internas. Es parecido a lo que pasó a nivel nacional con Desarrollo Social, que se habla de ministerio loteado, acá hay un Municipio loteado: parte de las áreas las maneja el sindicato ATILRA, otra parte Camioneros, otra parte José Luis Benítez, distintas áreas el Movimiento Evita, y así está muy partido y falta articulación. Además hay grandes quejas en distintas áreas como servicios públicos que no repone luces, el SAME que funcionaba bárbaro está fallando, quisieron armar un hospital de campaña y lo hicieron detrás del Hospital Oftalmológico que se inauguró en mi gestión y a ese lugar lo cerraron porque iba a ser un sector para los profesionales que estén a cargo de atender la pandemia y ahora no hay ni una cosa ni otra: no tenemos ni hospital de campaña ni oftalmológico. La gestión no arrancó ni en intenciones, que quieren que les diga.

– Hubo quejas del intendente Mauro García cuando asumió, habló de un Municipio quebrado ¿Era así?

Si, se quejó. Pero en su acto de apertura de sesiones dijo que había cerrado con 65 millones de pesos de superavit, ahí medio que se le cayó el relato. Arrancaron diciendo que debíamos $400 millones, después dijeron que la deuda era de $200 millones. En verdad la deuda flotante que se dejó no superaba los $120 millones, sobre un presupuesto de $1500 millones. Son valores manejables con una inflación del 55% en 2019. Cuando hablan de un Municipio quebrado hablan de déficit presupuestario, no económico ni financiero. De hecho está a la vista que nunca tuvieron problemas para pagar sueldos ni nada por el estilo. De hecho el intendente nombró a 120 nuevos funcionarios, no parece algo que se haría en una Comuna quebrada. Dejamos al Municipio con el SAME funcionando, camiones nuevos, hidrogruas, maquinas viales, dos hospitales, obras en marcha y con el fondo educativo multiplicado por seis gracias a nuestras gestiones.

– ¿Cómo están trabajando desde Cambiemos en el distrito en el marco de está crisis?

Tomamos la decisión de acompañar las medidas del intendente. Hablé con él ni bien se generó esta pandemia y me puse a entera disposición. Nuestro bloque de concejales ha acompañado los decretos dictados en el marco de la emergencia y queremos que le vaya bien. Pero también más allá de acompañar en este marco, tenemos que marcar los errores. Es inadmisible que en plena pandemia tengamos problemas en el hospital: se designó un grupo de directores amigos por favores políticos y hubo 44 bajas por un supuesto “error administrativo”, lo mismo que pagar un acuerdo sindical con un cargo de director de epidemiología, en este momento, que lo pongan de director de colocación de zócalos, pero no en ese lugar clave. No podemos mirar para otro lado mientras no se hacen bien las cosas.

Estamos trabajando mucho en los barrios, sosteniendo más de 50 ollas barriales, comedores, merenderos y todo el día en la calle con la gente para paliar la crisis económica que afecta a los vecinos, y el Municipio no llega a todos lados.

– Para cerrar, ¿hace proyecciones de su futuro político? ¿Se traza como objetivo volver a pelear por la intendencia local?

Falta tanto todavía. Uno siempre hace política, pero no se si el planteo nuestro es el objetivo propio de que Darío Kubar busque la intendencia, si el espacio. Pero en tiempos de pandemia está tan lejos eso que no puedo ni pensarlo. Nuestro objetivo es estar cerca de la gente, acompañar lo que está bien y marcar los errores. Ojalá que como cada situación difícil, esto traiga un aprendizaje y nos marque que en ciertas cosas tenemos que unirnos todos. En lo político falta, si puedo decir que seguimos fuertemente alineados a nuestra conductora María Eugenia Vidal. Nuestro bloque de cuatro concejales es vidalista puro, porque es ella quien nos representa.

Fuente: (Cristian Salles para www.zonanortediario.com.ar)