Docentes realizaron un "escrache" frente al supuesto domicilio de Macri

Docentes porteños realizaron hoy un escrache frente al supuesto domicilio del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en el barrio de Palermo, en la segunda jornada de un paro de 48 horas en reclamo de un aumento salarial del 20%, por su parte el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ratificó la oferta de una mejora a los maestros a partir de marzo de 2009 y lamentó "la decisión de los sindicatos docentes".
Los maestros nucleados en la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) se concentraron en la esquina de las avenidas Del Libertador y Coronel Díaz, donde realizaron tres clases públicas en las que explicaron los motivos de la protesta y el estado del sistema público educativo.

"Estamos acá no sólo por un reclamo salarial, sino tambiín para esclarecer ante toda la comunidad la problemática del sistema público de enseñanza", dijo el secretario general de Ademys, Manuel Gutiírrez.

El dirigente indicó que "este es el octavo día que realizamos un paro y, como no hemos recibido soluciones, la medida es masiva: el Gobierno reconoce el 75% de adhesión, por lo que debe ser superior al 90%".

Gutiírrez aseguró que "el aumento se puede lograr si la Legislatura porteña sanciona una ley de reasignación de una partida de 140 millones de pesos para becas estudiantiles y aumentos en los salarios de los maestros".

"Pero Macri se niega a hacer reasignaciones presupuestarias", dijo el docente y afirmó que "este Gobierno tiene tolerancia cero con los docentes".

Los 17 gremios docentes porteños cumplen hoy la segunda jornada de paro, en reclamo de un aumento del 20% en sus salarios.

Los docentes tambiín reclaman la restitución de la totalidad de las becas a los estudiantes y mejoras en la cantidad y la calidad de las viandas en los comedores escolares, además la cobertura de al menos 500 cargos.

Durante la clase pública, Ana, docente del Normal 7, remarcó que "Buenos Aires es la ciudad que tiene más privatizada su educación: una escuela privada por cada escuela pública, es decir que duplica el promedio nacional que es del 21%".

"En la Ciudad -agregó- el Estado subsidia a 838 escuelas privadas, pero no tiene recursos para aumentar los salarios ni tampoco para cubrir los 500 cargos docentes, a pesar de que en septiembre fue ampliado el presupuesto".

La medida de fuerza, que comenzó ayer, fue acompañada por una movilización de los maestros a la sede de la Jefatura de Gobierno, y en la desconcentración hubo un enfrentamiento con la policía, que terminó con un docente detenido y dos con heridas leves.

El docente Jorge Adaro, vocal de la Junta de Clasificación, fue detenido cuando una columna de la manifestación se dirigía desde la Jefatura de Gobierno a la sede del Ministerio de Educación porteño, situado sobre la avenida Paseo Colón.

"Fui detenido en la recova de la calle Hipólito Yrigoyen, a la altura de Plaza de Mayo, cuando la policía apareció y de golpe comenzó a pegar", contó el docente, que este mediodía asistió a la clase pública.

Adaro contó que "primero me caí y luego fui llevado a la comsaría 2, donde estuve demorado dos horas y donde me abrieron un sumario por desacato a la autoridad".
"Esto es judicializar la protesta, esto es lo que quiere la gestión Macri", concluyó.

Por otro lado, el Gobierno porteño recordó que "durante la gestión iniciada hace diez meses acordó con los docentes en marzo un aumento del 24 por ciento de inmediata aplicación y dieron los pasos necesarios para que los maestros tengan libre elección de la obra social a partir de marzo del año próximo".

“En la reunión nos pidieron reasignación de fondos pero no nos dicen de dónde se puede sacar”, señaló Rodríguez Larreta.

El Jefe de Gabinete señaló que se les propuso a los sindicalistas “comenzar a discutir ya la cuestión salarial del año que viene, cosa que antes se hacía a partir del enero de cada año”, pero que la negativa y la confirmación de la huelga “le hacen perder horas a los chicos de clase mañana y pasado”.

“Nuestra voluntad de diálogo sigue intacta, inclusive Mauricio Macri estuvo con ellos una hora y media; creo que el diálogo fue bueno pero el resultado no porque mañana no hay clases”, añadió Rodríguez Larreta.

A su vez, Mariano Narodowski recordó que apenas dos meses despuís otorgarse el aumento a los gremios hubo nuevos reclamos salariales y “que cuando ya entonces Mauricio Macri les dijo que no había presupuesto creyeron que nosotros estábamos especulando, que estábamos jugando al truco”.

“El planteo es justo pero la cuestión presupuestaria no es una especulación, sino que es la realidad del Gobierno de la Ciudad que entiende lo que significan las cuestas públicas y el dinero de los vecinos”, puntualizó.

Mariano Narodowski mencionó la “posición radicalizada” de algunos de los gremios porque en breve tiempo afrontarán elecciones internas.

El Ministro de educación confirmó tambiín que serán descontados los días de paro, sólo a aquellos docentes que se hayan plegado a las medidas de fuerza y que el ciclo lectivo se extenderá durante diciembre para completar las jornadas caídas.

Fuente: zonanortediario.com.ar