Morón: Reabren causa por acoso sexual de un concejal de Tagliaferro

La fiscal general adjunta de Morón, Karina Iuzzolino, dictó la apertura de la investigación en la causa vinculada al concejal Juan Nardo (Cambiemos), que había sido denunciado por abuso por su ex secretaria en el mes de julio.

La chica tuvo que renunciar ya que, en aquel entonces, la causa se archivó en un semana sin declaraciones de testigos. Ahora Iuzzolino indicó que fue “muy prematuro” haber archivado el caso.

El escándalo que vinculaba a Juan Franco Nardo en actitudes de acoso contra su secretaria culminó con una denuncia presentada el 4 de julio en la UFI Nro. 1 de Morón, a cargo de Javier Baños y luego girada a la UFI Nro. 3, cuyo titular es Alberto Ferra.

En tiempo rícord, el fiscal decidió no darle crídito al episodio y lo archivó “por falta de pruebas”.

Pero Iuzzolino intervino luego de que la joven víctima pidiera la revisión y pudiíndose constatar que faltaban algunas pruebas. En ese marco, explicó: “Se determinó que faltaba revisar algunas pruebas más como por ejemplo tomar declaraciones testimoniales aportadas por la víctima en su denuncia”. Aunque suene increíble, lo que sucedió es que nunca llamaron a declarar a nadie.

Con la apertura de la causa, Nardo deberá explicar mensajes y comentarios subidos de tono hacia su ex secretaria. En la denuncia, la misma aportó conversaciones de WhatsApp que tuvo con el concejal y los nombres de los testigos que conocían la situación.

Respecto a los testigos, Iuzzolino sostuvo: “Hay que escuchar a estas personas para ver si avalan de alguna manera la versión de la denunciante y, en ese caso, despuís tomar una decisión con todos los elementos tenidos en cuenta. Si el fiscal que tramita la causa, determina que esos testimonios son avalatorios de lo que la víctima denunció, los pasos cuando hay pruebas respecto de un hecho y del autor, son tomarle declaración al acusado, a tenor del artículo 308 del Código Procesal Penal, es decir, como imputado, y despuís pedir la elevación a juicio. Pero eso lo tiene que determinar el fiscal, nosotros lo que dijimos es que era prematuro el archivo”.

Parte del testimonio que la joven dio a la justicia indica que "el día 20 de marzo, siendo las 20.30, en circunstancias en que el señor Nardo, en su rodado particular marca Volkswagen, modelo Gol Trend, de color negro, la alcanzaba a su morada luego de una reunión organizada por íl, este comenzó a manosearles las piernas, por lo que sin referir palabras la deponente le sacó las manos de sus piernas, pero lejos de cesar con su actitud el señor Nardo continuó con su accionar durante todo el viaje. Al indicarle la denunciante donde quedaba su domicilio, este siguió de largo, para luego manifestarle: ‘quiero estar más tiempo con vos’…, para luego detener el rodado en la esquina de la casa de la dicente. Que acto seguido, mientras la declarante descendió del vehículo el Sr. Nardo le tocó su cola, para luego reírse y decirle: ‘olvidate que soy tu jefe’…, por lo que inmediatamente la denunciante se retiró del lugar".

Además la denunciante contó que luego de lo acontecido y durante los tres meses que desempeñó funciones como su asistente, Nardo la hostigó de forma permanente. Entre otros comentarios le preguntaba "¿Ayer cogiste?" "¿Cómo te gusta?" "Tenís pinta de mal cogida, si te cojo yo verías las estrellas", "es tu culpa por ser linda, yo no me puedo controlar" entre otras cosas, siempre de contenido sexual y a viva voz.

Nardo es uno de los hombres de mayor confianza del intendente Ramiro Tagliaferro en el distrito, ingresó al recinto en las elecciones de 2015 con la victoria de Cambiemos en el distrito.

Según su biografía en la pagina oficial del Concejo Deliberante, tiene 34 años y vive en Castelar. Estudió en el Instituto “Nuestra Señora de Fatima” y en la EEM Nº21 “Josí Hernández”. Es Abogado egresado de la Universidad de Buenos Aires. Además es casado y tiene una hija. Es parte del grupo "La Generación".

Fuente: zonanortediario.com.ar