Algo más que un zapatazo

Un periodista iraqui arrojó sus zapatos al presidente George Bush en señal de desacuerdo con las politicas norteamericanas en su país y en reclamo por el retiro de las tropas invasoras que ocupan el territorio desde 2003.
En la cultura árabe el calzado es un objeto despreciado, es el elemento que separa al hombre del contacto directo con el suelo, con la suciedad, con la tierra. Pisar a alguien es la forma más baja de tratar a una persona y golpearlo con el zapato es una manera de demostrar desprecio y bronca.

El periodista Muntazer al Zaidi quien lanzó sus zapatos al presidente estadounidense George Bush cuando íste se despedía de su última visita a Iraq permanece detenido mientras cientos de personas piden su liberación al igual que lo hace la cadena independiente Al Baghdadiya para la cual Al Zaidi trabaja.

La libertad del periodista se convirtió en un reclamo más para el sector de la población que reclama fervientemente el retiro de las tropas extranjeras del territorio iraqui, y los zapatos se transformaron en el simbolo de la resistencia popular en las calles.

Cientos de abogados se ofrecieron para defender a Al Zaidi frente a la justicia iraqui incluído el letrado Jalil al Duleimi, jefe del equipo de abogados que defendió al presidente ejecutado Saddam Hussein.

La invasión a Afganistán e Iraq y la intromisión en las políticas de Pakistán son sólo algunos de los zapatos norteamericanos que pisotean las soberanías nacionales y la autodeterminación de los pueblos.

La visita de Bush a Iraq fue tomada por los iraquies como una tomadura de pelo más desde que los Estados Unidos invadieron el territorio sin el consentimiento oficial de las Naciones Unidas. Muntazer al Zaidi no soportó una nueva ofensa y lo expresó como un iraqui sabe hacerlo, arrojando sus sucios zapatos.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...