Llevaba secuestrado a un hombre, intentó asaltar a otro y lo mataron

Un delincuente murió de un balazo al tirotearse con una persona a la que presuntamente quiso asaltar en la localidad de Ramos Mejía, mientras llevaba cautivo, junto a dos cómplices, a un joven de 22 años al que había interceptado con fines de robo.Según informaron fuentes policiales, todo comenzó el lunes pasado poco despuís de la medianoche, cuando un joven estudiante identificado como Sergio Rubín Brites circulaba a bordo de su automóvil Ford Ka negro por Mariano Moreno, entre Cavassa y Lisandro de la Torre, en Caseros, partido de Tres de Febrero.

Brites se aproximaba a una de las bocacalles cuando se vio sorprendido por el cruce de un auto Volkswagen Fox gris con al menos cinco ocupantes, que le cortó el paso y lo obligó a detenerse.

Inmediatamente, Brites vio bajar del Fox a tres delincuentes armados, quienes se aproximaron junto a su ventanilla y le ordenaron que abriera la puerta, descendiera del vehículo y se ubicara en el asiento trasero custodiado por uno de los miembros de la banda.

El joven obedeció y observó cómo los dos agresores restantes ocupaban los asientos del conductor y del acompañante, ponían en marcha el motor y se alejaban del lugar seguidos de cerca por el Fox gris.

De acuerdo a lo relatado por los voceros consultados, los delincuentes condujeron con Brites cautivo por unas 40 cuadras hasta la casa de su abuela, situada en el partido de La Matanza, donde tenían la intención de ingresar a robar.

Sin embargo, como cuando llegaron al lugar encontraron demasiada gente en los alrededores, desistieron y volvieron a iniciar la marcha.

Finalmente, al llegar a la intersección de Elsa O´Connor y Escalada, de Ramos Mejía, partido de La Matanza, los ladrones volvieron a detener el auto y dos de ellos bajaron mientras dejaban a Brites con quien lo custodiaba aún en el asiento trasero.

Los dos delincuentes abordaron a una persona a pie o en un auto presuntamente con intención de asaltarla, aunque ísta se resistió, extrajo un arma de fuego y se inició un breve tiroteo que terminó cuando uno de los captores recibió un balazo en la espalda que lo mató inmediatamente.

El cómplice, por su parte, consiguió regresar al Ford Ka, volvió detrás del volante, pisó el acelerador y se alejó a toda velocidad junto al restante miembro de la banda y al joven cautivo, siempre acompañados por los otros dos delincuentes en el Volkswagen Fox.

Según relató más tarde Brites a la policía, tras recorrer unos 200 metros, sus captores lo liberaron, lo abandonaron ileso en la vía pública y continuaron con la fuga.

En tanto, un vecino que escuchó las detonaciones se comunicó con el servicio de alerta 911 y minutos más tarde se presentaron en el lugar los efectivos de la comisaría 2da. de La Matanza, quienes constataron que el delincuente estaba muerto y quien le había disparado se había ido.

Las autoridades dispusieron realizar un operativo rastrillaje en la zona para dar con los prófugos, el Ford Ka robado o a quien mató al delincuente, aunque no obtuvieron resultados y sólo encontraron a Brites caminando por la zona, a poca distancia del lugar del tiroteo, dijeron los informantes.

Al lado del cuerpo del captor fallecido, identificado por la policía como Mariano Alejandro Cajal (22), fue secuestrada una pistola Browning calibre 9 milímetros y un telífono celular, que será sometido al análisis en busca de pistas que permitan hallar a sus cómplices prófugos.

Los policías entrevistaron además a distintos testigos del barrio y, aunque ninguno manifestó haber visto lo ocurrido, sí hubo algunos que dijeron que escucharon entre seis y siete disparos, además de sonidos de frenadas y aceleradas de autos.

Los peritos hallaron tambiín varias vainas servidas de una pistola 9 milímetros, todas pertenecientes al arma de Cajal.

De esta manera, los investigadores creen que probablemente la persona que mató a Cajal se movilizaba en automóvil y que el casquillo correspondiente al proyectil que mató al delincuente no fue encontrado en la escena del crimen porque cayó dentro del habitáculo.

Interviene en la investigación la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de homicidios del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de Carlos Arribas.

Fuente: zonanortediario.com.ar