Histórica campaña de vacunación de la provincia Buenos Aires

Desde que al mundo lo descolocó esta pandemia de COVID-19, siempre se tuvo la certeza de que la mejor (y tal vez la única) respuesta debía ser global, es decir: para todos por igual. Por suerte y en tiempo récord, se encontró un plan que nos brindaba una salida para todos y todas.

En primer lugar, el aislamiento. Esta herramienta importantísima que apareció mientras se seguía investigando sobre qué era y cómo lidiábamos con esto que nos atacaba. Por suerte, los resultados acompañaban: en aquellos lugares donde se tuvo más responsabilidad y toma de conciencia que en otros, se fue logrando contener de manera contundente la curva de contagios. Y, por el contrario, en aquellos donde la disputa política en tiempos caóticos prevaleció, dicha curva
disparó peligrosamente para arriba.

He aquí donde resaltamos la responsabilidad de quien gobierna y la importancia de la articulación entre los gobiernos Nacionales, Provinciales y Municipales, en todas sus esferas. La salud de la población no pinta banderas, aunque algunos la utilicen todo el tiempo.

Tiempo más tarde, con el descubrimiento y la llegada de las vacunas, apareció la esperanza de millones de personas. Algo con que poder dejar de correr atrás de este virus, y empezar a ganarle la pulseada.

Argentina en ese sentido, ha sabido garantizar en poco tiempo la llegada de vacunas para proteger a nuestra población. Desde el comienzo de la vacunación el 29 de diciembre del 2020 al día de la fecha, nuestro país ha recibido poco más de 20 millones de vacunas y ha inmunizado con una dosis a 13 millones de personas. Esto nos ubica entre los primeros 20 países del mundo con mayor cantidad de dosis administradas sobre su población. Un gran logro de una acertada decisión política.

Y es dentro del marco de tomar la decisión política de priorizar el cuidado de las personas, en donde nuestra provincia destaca en su compromiso con hacer llegar día a día las vacunas para cuidar a las y los bonaerenses. Hoy lleva casi el 30% de su población inmunizada con una dosis, y las vacunas no paran de llegar.

Lo que sucede en San Isidro, nuestro distrito, no es la excepción. Aquí la provincia de Buenos Aires desplegó 5 postas de vacunación, 2 administradas por IOMA, 3 por el Ministerio de Salud de la Provincia en los Campos Deportivos Municipales y en el salón Tattersall del Hipódromo local.

Hoy en día y gracias a esto es que podemos decir que más de 125.000 sanisidrenses ya se encuentran inmunizados, 105.918 de ellos con ,1 dosis y 19505 con 2 dosis.

La gestión de la provincia de Buenos Aires es la garante de la exitosa campaña de vacunación que se puede ver en todos y cada uno de los municipios de la misma. Desde la asignación de turnos, hasta el momento de salir con el carnet en la mano y la esperanza un poco más renovada. La provincia ha demostrado que su decisión de cuidar la salud de las y los bonaerenses tomada por nuestro gobernador aquel 19 de marzo de 2020, sigue intacta.

Día a día, de lunes a domingo, llegan cientos de mujeres y hombres, trabajadores y trabajadoras, abocados únicamente al operativo a cadauna de estas postas. Son quienes atienden a cada persona que llega esperanzada a recibir su vacuna y son testigos de cada una de las emociones que se viven.

Cuando se asumió en diciembre del 2019, seguramente la planificación de gobierno era otra con un objetivo más enfocado en rearmar la provincia luego del vendaval neoliberal macrista, pero la circunstancia mundial demandó, además, poner todo lo necesario para contener y cuidar la Salud. Y remarcando la premisa principal de esta nota en donde sostenemos que la salud de la población no pinta banderas, entendemos que para estar a la altura de esta demanda, hay que tener en claro que las vacunas tampoco.

Y es por esto que hoy por hoy, San Isidro cuenta con el operativo de salud que los sanisidrenses necesitan, que la situación demanda y que la provincia necesita.

Fuente: (Por Celia Sarmiento – concejal del Frente de Todos en San Isidro)