Macri recibió al Juez Federal Luis Armella por el saneamiento del Riachuelo

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, recibió al juez federal de Quilmes, Luis Armella, quien destacó "la labor que está llevando adelante el Ejecutivo porteño para lograr el saneamiento de la cuenca del Riachuelo".
"Quiero destacar el compromiso que ha asumido la gestión de Macri para solucionar el grave problema de contaminación que provoca el curso del Riachuelo-Matanza", afirmó el magistrado luego de la reunión que mantuvo con el jefe de Gobierno en el Palacio Comunal.

Participaron del encuentro, que se extendió por casi una hora, el Ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad, Daniel Chain; la presidenta de la Agencia de Protección Ambiental porteña y representante ante la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR), Graciela Gerola, y el secretario del juzgado Pablo Wilk.

La Corte Suprema de Justicia puso a Armella cargo del seguimiento de las acciones que deben realizar el Gobierno Nacional, la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires para el saneamiento definitivo de la cuenca.

Durante el encuentro los funcionarios porteños le explicaron al magistrado la política emprendida por la gestión de Macri para solucionar el problema, en tanto que Chain y Gerola brindaron los detalles tícnicos de sus respectivas áreas sobre las medidas que se están tomando.

Armella dijo que representa "un viento de cola que beneficia al objetivo" el hecho de que el Gobierno porteño estí diseñando políticas de desarrollo en los barrios del sur de la Ciudad "porque allí está el Riachuelo".

El problema más importante con que se topó el Gobierno es la numerosa cantidad de personas que se instalaron precariamente en la cuenca, sin las mínimas condiciones de higiene y que están expuestas a sufrir graves problemas de salud, especialmente los niños.

Mientras que la urbanización de los asentamientos precarios resulta el principal desafío de la Ciudad en el camino hacia el saneamiento, el tratamiento o la eliminación de los efluentes químicos de las fábricas instaladas en la otra margen del Riachuelo compromete prioritariamente a las otras partes.

Por lo pronto, la dirección de Control de la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño realiza continuas inspecciones en la zona Sur relacionadas con el curso hídrico, que ya motivaron clausuras y la aplicación de multas.

A principios de setiembre Armella visitó las instalaciones del Sistema de Monitoreo de Aire y Ruido de la Ciudad de Buenos Aires, ubicadas en Parque Roca y expresó su satisfacción al comprobar los avances de la Ciudad en materia de medición de la calidad del aire.

En la ocasión, tambiín recorrió la primera estación de monitoreo EPA, instalada en Catalinas Sur, que permitirá medir la influencia del Riachuelo y el Polo Petroquímico de Dock Sud en la calidad del aire del Barrio de La Boca.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...