Dos ataques en la Panamericana, en uno de ellos fue herida una nena de 9 años

Al llegar a la salida de la Panamericana y la ruta 202, a la altura de la localidad de Don Torcuato, partido de Tigre, les arrojaron el brazo-rótula de un vehículo que entró por la ventanilla y dio en la cabeza de Valentina, de 9 años, que estaba junto a su hermano Santiago, de 5.Dos familias fueron atacadas cuando circulaban en auto por la autopista Panamericana, donde los arrojaron objetos contundentes con intención de robarles y en uno de ellos una nena de 9 años resultó con una herida grave en la cabeza por la que debió ser operada.

El caso más grave se produjo el domingo, alrededor de las 13.45, cuando Valeria Rua Lafauci conducía su Volkswagen Gol Country, junto a sus dos hijos, desde el barrio porteño de Flores en dirección a un country de la zona norte del Conurbano para comer un asado con unos amigos.

Al llegar a la salida de la Panamericana y la ruta 202, a la altura de la localidad de Don Torcuato, partido de Tigre, les arrojaron el brazo-rótula de un vehículo que entró por la ventanilla y dio en la cabeza de Valentina, de 9 años, que estaba junto a su hermano Santiago, de 5.

"Seguí viaje y a los pocos metros me detuve por el semáforo luego de indicarle a los chicos que miraran para atrás por si venían a robarnos. En ese momento advertí que Valentina lloraba y estaba bañada en sangre y me pidió que la llevara al hospital", señaló Rua Lafauci.

La mujer, víctima de una crisis nerviosa, condujo hasta el country Lagos del Norte, donde lo esperaba su marido, y desde allí llamaron por telífono a la ambulancia que rápidamente trasladó a la nena a la Sanatorio de la Trinidad, de San Isidro.

"Dos pediatras diagnosticaron que Valentina presentaba fractura de cráneo por hundimiento efectuado por elemento contundente en intento de robo", por lo que debía ser intervenida de urgencia, agregó la mujer.
El lunes, alrededor de las 11, Valentina fue intervenida quirúrgicamente durante tres horas.

Finalizada la operación, la nena fue llevada a terapia intensiva y el miírcoles por la noche la pasaron a una sala común, hasta que ayer fue dada de alta, aunque debe seguir una rehabilitación.

El otro caso tambiín sucedió el domingo, a las 18, en el cruce de la Panamericana y Camino del Buen Ayre, a la altura de Campo de Mayo, donde una pareja regresaba a su casa en su Volkswagen Gol tras comer un asado, en el carril rápido de la autovía.

"Veníamos tranquilos, charlando, y de repente sentimos una explosión y nos dimos cuenta que era una piedra. Por suerte mi marido no perdió el control del auto", contó Josefina, la víctima, oriunda de Beccar, al canal Todo Noticias (TN).

El objeto resultó ser un pedazo de mármol que se metió por el parabrisas y atravesó el coche hasta quedar a centímetros de la luneta trasera, sin causar heridas a ninguno de sus ocupantes.
"Nos tiraron una bala por el parabrisas", graficó la mujer y añadió que les "pasó rozando" y "podría haber pasado lo peor".

Josefina sostuvo: "No era nuestra hora" y contó que no se detuvieron porque corrían riesgo de ser asaltados.

Según testigos, había tres "chiquitos" al costado de la autopista arrojando objetos contundentes y hubo dos casos más de familias que fueron hasta la comisaría de la zona para denunciar ataques similares.

La mujer advirtió que los delincuentes "tiran a matar, al azar", a los autos que pasan, y "no les importa la vida de nadie".

Fuente: zonanortediario.com.ar