El HCD de San Isidro convalidó el aumento salarial para los trabajadores municipales

La ordenanza aprobada por la mayoría por los concejales convalidó el acuerdo celebrado entre el Departamento Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales de San Isidro, gremio que se movilizó al recinto en apoyo al proyecto. Este mediodía, en la decimoctava sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante de San Isidro aprobó una ordenanza que permite la reasignación de partidas respecto de los haberes de los empleados municipales, como consecuencia de los mayores ingresos en las tasas.

La recomposición salarial, que no implica un aumento de los impuestos municipales, se originó a partir del acuerdo entre el Departamento Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales de San Isidro.

El aumento previsto para todos los empleados es del 9%, con respecto a los haberes de octubre, y un bono excepcional de $1600 para los empleados de menor categoría.

En este oportunidad, el despacho de mayoría, cuyo articulado original fue modificado por el bloque del Frente Renovador, tuvo en frente a un despacho de minoría, firmado por el presidente del bloque ConVocación por San Isidro.

La oposición se unió en este despacho que excedía las facultades del Departamento Legislativo, ya que implicaba el cierre de áreas específicas y proponía un ajuste al presupuesto que lleva adelante el Ejecutivo local, además de una vuelta atrás en el último aumento de tasas.

La votación de esta coyuntural ordenanza concluyó con 12 votos para el despacho de mayoría, con las modificaciones propuestas al proyecto original, 7 votos para el despacho de minoría y 5 votos negativos a ambos proyectos.

El despacho con modificaciones del FR, que acompañó el possismo, propuso una mejor distribución de los recursos, principalmente en áreas sensibles como integración comunitaria, niñez, adolescencia y familia, que ante esta situación económica y social, pueden requerir mayor personal, en detrimento de otras áreas, como Secretaría Privada del Intendente. Por otra parte, se eliminó el artículo 6º que establecía la posibilidad por parte del Ejecutivo de reasignar los recursos en las diferentes partidas.

La ordenanza aprobada autoriza al departamento ejecutivo a efectuar la modificación presupuestaria necesaria para privilegiar los compromisos asumidos con el trabajador municipal.

El debate

Al hacer uso de la palabra, el possista Pablo Fontanet expresó: "Nuevamente estamos tratando una ampliación presupuestaria cuando a fines del año pasado se aprobó la ordenanza impositiva. Esta ordenanza es sencilla, establece cuál es el origen que es una mayor recaudación de tasas y es un destino que es para atender a los aumentos salariales de los trabajadores de este Municipio. Los trabajadores municipales de San Isidro llegaron a un acuerdo la semana pasada y van a lograr un aumento del 9% y un bono en el mes de octubre, quedando abierta la recomposición para los meses de noviembre y diciembre. Es fundamental para que el Departamento Ejecutivo tenga los recursos necesarios para los compromisos que asumió con los trabajadores municipales, con el fin de que sus salarios no pierdan poder adquisitivo producto de la inflación".

Asimismo Manuel Abella de ConVocación por San Isidro disparó: "El esquema que hemos visto acá es trasladar todos los aumentos prácticamente al vecino con el aumento del ABL. La estrategia del Municipio es exprimir a los vecinos como a un limón, y eso es lo que está haciendo el Municipio de San Isidro con sus aumentos. El aumento de tasas fue de un 34% y el aumento de salarios municipales de un 16%. La inflación estuvo al torno del 29%. Los trabajadores hasta ahora han salido perdiendo y a uno le sale pensar a dónde va esa diferencia que no va a los trabajadores, compañeros, barrenderos y mídicos. Creemos que va a una estructura burocrática, el Intendente, sus más de 60 funcionarios. Estamos convencidos de que podemos tener una salida superadora y por eso presentamos este despacho de Minoría para darle a los trabajadores un aumento pero no trasladarlo a los vecinos recortando gastos, para priorizar y reorientar para otro lado".

Por otra parte, el radical Carlos Castellano dijo: "Hubo una decisión del poder político municipal de acercar este proyecto de una cuestión presupuestaria. No siempre se acercan a este recinto. Hoy estamos ante dos posibilidades: una ampliación de tantos millones o dejar de gastar en algunas cuestiones que no son prioritarias".

Desde el PJ FPV, Fabián Brest definió junto a su bloque no acompañar ninguna de las iniciativas: "Nosotros vamos a ser consecuentes y no vamos a acompañar está ampliación. Son presupuestos de ajuste y ampliaciones de ajuste. Es mentira que hayan obrado en beneficio de los trabajadores", dijo.

Y agregó: "Son un gobierno de ajuste. Hay muchos que se llenan la boca en contra de los tarifazos y ahora votan un aumento de las tasas de los vecinos".

Mientras que Juan Medina del Frente Renovador le respondió: "No estoy de acuerdo con lo que dice el concejal. Desde nuestro bloque estamos dispuestos a pagar el costo político".

Finalmente el tambiín massista Gonzalo Beccar Varela resaltó: “Con estas modificaciones beneficiamos a los trabajadores municipales, que vienen sufriendo el deterioro de sus ingresos y les cuesta cada vez más llegar a fin de mes”.

“Este tipo de expedientes suelen ser aprovechados por quienes se dicen opositores para hacer leña del árbol caído de una situación económica y social que se complica cada día más”, afirmó el presidente del bloque massista y recordó que en el FR votaron “en contra de la ampliación presupuestaria anterior, entre otros motivos porque se autorizaba un aumento del presupuesto con un aumento de tasas que iban por encima de la inflación, y el Municipio le volvía a ganar a la inflación, como sucedió en los últimos años, a costa de los vecinos”.

En su discurso, Beccar Varela resaltó: “Hoy nos encontramos con una situación ya alarmante, con una inflación desmedida y casi sin control, que genera sueldos municipales que necesitan una urgente adecuación y no estamos discutiendo un aumento de tasas, sino las consecuencias presupuestarias de tasas que ya aumentaron. Y que aumentaron porque algunos de quienes hoy se dicen opositores, votaron a favor no solo del aumento de esas tasas en la Ordenanza Fiscal e Impositiva a fin del año pasado, sino tambiín de la delegación de facultades del Presupuesto”.

“Lamentamos profundamente que sean los vecinos quienes estín financiando los aumentos generados, no solo por el gobierno municipal, sino tambiín por la inflación, la devaluación y el tarifazo creado por el gobierno nacional y provincial y en ese sentido, nos hemos opuesto y nos seguimos oponiendo a que sean ellos quienes paguen los costos de políticas que sólo benefician a sectores financieros y concentrados de nuestro país y del exterior”, concluyó Beccar Varela.

Los alrededores del recinto estuvieron colmados durante la sesión por más de un centenar de trabajadores municipales que se manifestaron para defender el proyecto de ampliación presupuestaria, comandados por el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Isidro Omar Arce.

Fuente: zonanortediario.com.ar