En el Día de la Lealtad, el PJ bonaerense cerró filas en apoyo a Cristina, y denunció una "persecución" contra ella y sus hijos

En un nuevo aniversario del Día de la Lealtad peronista, el PJ bonaerense se reunió hoy en Merlo, donde cerró filas en apoyo a la ex presidenta Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia, en el marco de lo que consideran una "persecución" judicial. No faltaron expresiones de solidaridad con Pablo Moyano, sobre quien pesaba un pedido de detención preventiva, aunque luego esa medida se cayó.

El anfitrión fue el jefe del PJ bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Meníndez, quien no tuvo pelos en la lengua a la hora de plantarse contra las causas judiciales que involucran a Cristina Kirchner y su familia.

"Ojo con tocar a uno sólo de los compañeros peronistas. Todos sabemos que Cristina y Máximo tienen espalda, ojo con Florencia. Estamos mirando", lanzó a modo de advertencia.

La referencia es a los fueros de la líder de Unidad Ciudadana como senadora y del jefe de La Cámpora como diputado, mientras que Florencia Kirchner no goza de inmunidad parlamentaria.

Luego el jefe del peronismo bonaerense, que cederá ese lugar al jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, resaltó la necesidad de la unidad de cara al desafío electoral del año que viene, que calificó como de "vida o muerte".

"La tarea que tenemos por delante es definitoria. El año que viene no se define sólo una elección, sino vida o muerte", aseguró.

En primera fila de la celebración que tuvo lugar en el club Ferrocarril Oeste de Merlo estaba sentado Máximo Kirchner, quien no estuvo como uno de los oradores por decisión de los jefes comunales participantes.

El acto estuvo liderado por Meníndez, Gray y el ex jefe municipal de La Matanza, Fernando Espinoza.

El otro en tomar el micrófono fue el diputado nacional del Frente para la Victoria-PJ y presidente del Congreso del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza, quien se refirió a la gobernadora provincial, María Eugenia Vidal, y al presidente Mauricio Macri.

"Que no le quepan dudas a Macri y a Vidal, vamos a ganar la provincia de Buenos Aires y la Presidencia el año que viene. Y tambiín le digo a Macri y a la diputada (Elisa) Carrió, que se dejen de perseguir a los jueces para que vayan en contra de los trabajadores y de los líderes del movimiento obrero. Dejen de presionar para que Cristina vaya presa", aseveró.

En este sentido, consideró que en Amírica Latina se puso en marcha una estrategia regional para "pisotear a los pueblos a travís de la persecución de los dirigentes que defienden los intereses del pueblo a travís de la judicialización de la política".

De a las elecciones del 2019, llamó a conformar un amplio "frente patriótico" con el peronismo como "columna vertebral" en el que estín incluidos todos los sectores, para resolver la interna en "una gran PASO".

Aclaró, eso sí, que en ese frente electoral "Cristina Fernández es la dirigente que más mide según todas las encuestas".

Tambiín participó del acto el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, quien fue uno de los organizadores principales de este encuentro en Merlo.

Junto a Máximo Kirchner asistieron los dirigentes de La Cámpora Andrís "Cuervo" Larroque, Mayra Mendoza y Eduardo "Wado" De Pedro.

Entre los intendentes estuvieron, entre otros, Julio Zamora (Tigre), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Walter Festa (Moreno), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín) y Verónica Magario (La Matanza).

Fuente: zonanortediario.com.ar