Un fiscal imputó a Sergio Berni por el delito de enriquecimiento ilícito

El fiscal federal Eduardo Taiano imputó al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por enriquecimiento ilícito luego que se lo acusara de incrementar su patrimonio en más de mil por ciento desde el 2006 a 2013.Fuentes judiciales informaron que el fiscal impulsó la denuncia que hizo el diputado nacional Manuel Garrido, y pidió que la Oficina Anticorrupción y la AFIP aporten las declaraciones juradas que presentó Berni ante dichos organismos, algo que ya llevó a cabo el juez federal Luis Rodríguez.

En su denuncia hecha en noviembre pasado, Garrido acusó a Berni por enriquecimiento ilícito, por omisión maliciosa de declaración jurada patrimonial y lavado de activos.

Según Garrido, Berni entre el 1 de enero de 2007 y el 31 de diciembre de 2013 incrementó sus activos en un 631 por ciento (más de 5 millones y medio de pesos), y su patrimonio pasó de 575.822 a 6.387.832 pesos, lo que implica un 1.009,20 por ciento.

El diputado acusó que el total del activo de Berni, de 9.898.598,00 de pesos, unos 7.379.140,00 corresponden a ingresos por actividad privada.

Tambiín denunció que Berni, a lo largo de los años, fue mutando el valor de varias propiedades a su nombre en la declaraciones juradas, como ser inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires; otros dos en la localidad Bonaerense de Lima; un lote en el Chaltín y otros dos en Santa Cruz (uno en Río Gallegos y el otro en la localidad de 28 de noviembre), un terreno en la localidad bonaerense de Tigre.

"Esta actitud de cambiar constantemente (sin ninguna justificación ni razón aparente, datos que deben ser exactos) los valores de compra de inmuebles y la superficie que se declara año a año, no hace más que dificultar y entorpecer cualquier análisis serio que pretenda realizar el organismo de contralor encargado de hacerlo", sostuvo el diputado.

"Tambiín dijo que Berni omitió declarar dinero en efectivo, en el período 2006-2009, y tampoco ser propietarios de automóviles en 2006-2011: sobre este último punto incluso acusó que un vehículo modelo 1992 el funcionario no lo declaró al cerrar el 2011 pero sí lo hizo a comienzos del año siguiente.

"Tenemos entonces que, extraña y mágicamente entre las 24 horas del 31-12-2011 y las 0 horas del 01-01-2012 de la nada apareció un automóvil cuya exteriorización no había sido expuesta en la primera de las fechas", agregó.

Garrido acusó a Berni por presuntas maniobras de lavado de dinero, pues detectó la exteriorización de ingresos sin justificación lícita e ingresar ese dinero en cuentas bancarias, luego derivarlo a sociedades con el objetivo de que finalmente vuelvan a retornar (ya blanqueados) a su patrimonio.

En ese sentido, aseguró que durante el 2010 y 2011 Berni destinó como crídito 3.800.000 pesos aproximadamente a la empresa Logística Integral Rio Turbio S.A., "de la cual es accionista en un 80 por ciento", y que "en los años siguientes dicho valor fue disminuyendo a medida que aumentaba el saldo de sus cuentas corrientes y plazos fijos".

Incluso, denunció que muchas de las propiedades declaradas por Berni son cabañas, "que se encuentran en la localidad de 28 de Noviembre (Santa Cruz) a la firma Austral Construcciones S.A, del empresario Lázaro Báez".

En ese sentido, denunció una maniobra similar por la que se investiga a la Presidenta Cristina Kirchner, por el alquiler de habitaciones de sus hoteles en el Sur a la empresa de Báez, que no son ocupadas y que se sospecha, sería en contraprestación por los trabajos de obra pública que se le conceden al empresario santacruceño.

Garrido sugirió varias medidas de prueba en su denuncia, que según las fuentes consultadas por NA se realizarán en las próximas semanas aunque por ahora sólo se pidió conocer las declaraciones juradas que íl presentó.

La respuesta de Berni

El secretario de Seguridad aseguró hoy que sus cuentas patrimoniales son "claras y transparentes" y relacionó la causa penal que se le inició por presunto “enriquecimiento ilícito” con la campaña electoral con vistas a los comicios del año próximo.

"Es una cuestión obviamente política. El fiscal tiene la obligación de investigar y yo toda la obligación de presentar la documentación. Yo tengo las cuentas claras y transparentes, no tengo nada que ocultar", aseveró Berni.

En declaraciones a Radio 10, el funcionario relacionó la causa que impulsó el fiscal federal Eduardo Taiano a partir de una denuncia del diputado radical Manuel Garrido al "año electoral", pero reconoció: "Como funcionario tengo obligación de ponerme a disposición de la justicia".

Fuente: zonanortediario.com.ar