ARBA desmiente aumento automático de impuestos con el revalúo inmobiliario

El gerente general de Servicios al Contribuyente de ARBA, Sebastián Brusa, aseguró hoy en declaraciones periodísticas que “la tarea de actualización en el valor de los inmuebles del territorio bonaerense que nuestro organismo realiza en conjunto con los municipios no significa necesariamente un aumento del Impuesto Inmobiliario Urbano”.Brusa explicó que “si bien este trabajo sirve como base de cálculo, lo concreto es que el valor del impuesto depende de la política tributaria que defina el Ejecutivo y luego sea puesta a consideración de la Legislatura mediante la Ley Impositiva. Es decir que no existe una relación automática ni directa entre la actualización de los valores de las propiedades y una variación impositiva que, en todo caso, responde a una decisión posterior”.

En ese marco, puntualizó que “hoy estamos en una instancia tícnica, trabajando en comisiones junto a los municipios, que nos aportan el conocimiento que tienen sobre su territorio para lograr un análisis más preciso de las valuaciones, garantizando un procedimiento transparente. De esta forma, cumplimos con lo que establece la Ley de Catastro, que preví una actualización de los valores inmobiliarios por lo menos una vez cada 10 años”.

Al respecto, recordó que “el último revalúo urbano se realizó en 2005 y se aplicó finalmente en 2007, por eso para mantenerse dentro de los plazos legales la Provincia debe realizar la actualización antes del inicio de 2017”.

El responsable del área de Servicios de ARBA precisó que “la labor de actualización es importante para determinar el valor patrimonial de la Provincia y su distribución territorial, así como tambiín su aplicación con fines estadísticos”.

Del mismo modo, resaltó que “a la hora de diseñar la política tributaria, contar con datos precisos sobre el valor de los inmuebles posibilita corregir las distorsiones que se generan cuando las valuaciones fiscales no reflejan la realidad de las diferentes capacidades contributivas”.

En cuanto al impacto que una actualización de los valores inmobiliarios podría generar en las tasas municipales, Brusa hizo hincapií en que “son los propios municipios quienes resuelven si utilizan o no las valuaciones de ARBA como base de cálculo y, al mismo tiempo, tambiín son ellos quienes deciden quí política tributaria adoptar dentro de sus distritos”.

Fuente: zonanortediario.com.ar