De Carli declaró no conocer a las víctimas del triple crimen ni a los imputados en el tráfico de efedrina

El empresario que fue detenido en el día de ayer en el Puerto de Buenos Aires, fue indagado hoy por el juez federal Faggionatto Márquez y se defendió de las acusaciones que recaen sobre íl negando conocer a ninguno de los implicados en la ruta de la efedrina o el triple crimen.
El empresario Hernán de Carli (38), dueño de la mansión de General Rodríguez, fue trasladado hoy por la mañana al Juzgado de Campana en donde declaró durante diez horas ante el juez federal Faggionatto Márquez, a quien le negó conocer a las víctimas del triple crimen o a algunos de los imputados en el caso.

De Carli, quien dice ser un empresario radicado en Miami que se dedica a las importaciones y exportaciones en el rubro informático, aseguró que íl se encontraba en Estados Unidos en el momento en que se produjeron los asesinatos y que no tiene nada que ver con el tráfico de efedrina. “Hoy se corroboró que al momento de los homicidios, De Carli estaba fuera del país y aportó documentación importante respecto de que la camioneta no fue utilizada por nadie en esa ípoca”, sostuvo Gustavo Hechem, abogado del acusado detenido ayer en el puerto de Bueno Aires al ingresar al país.

La orden de detención para el empresario se produjo luego de que un testigo de identidad reservada declaró que en la mansión de General Rodríguez se realizaban reuniones con ciudadanos mexicanos. La casa de De Carli, que fue allanada la semana pasada, será visitada por Faggionatto Márquez para realizar una inspección ocular.

Hechem tambiín defendió a su cliente sobre otros temas como su viaje a Formosa, desde donde cruzó a Paraguay y se alojó en un hotel de la capital de ese país, en el cual Martínez Espinoza y otras dos personas imputadas en el tráfico de efedrina, fueron detenidos un mes atrás. El letrado aseguró: “Sobre el viaje a Paraguay explicó todo. Trajo documentación y los nombres de los testigos. Inclusive los ‘mails’ que se habían mandado sobre un negocio de rieles de ferrocarril que fue a hacer allá”.
Además la defensa planteó que la camioneta de De Carli tiene la patente del SWAT y una credencial apócrifa de la DEA porque son artículos de venta libre en Estados Unidos, y que no hay ninguna prueba de que haya utilizado esas credenciales para identificarse.

Finalmente, a las 17.45, el empresario y el juez terminaron de dialogar y el acusado fue trasladado a la comisaría bonaerense de Garín, donde se encuentra detenido desde ayer.

Fuente: zonanortediario.com.ar