“Si las condiciones no están dadas, el proyecto se caerá”

Javier Rehl, secretario de gobierno de Escobar, se refirió a la posible construcción de una alcaldía en Ingeniero Maschwitz.

Los vecinos de la localidad de Maschwitz atravesaron semanas de preocupación ante la posible construcción de una alcaldía en una zona de humedales y cercana a la zona urbana. Por eso, el municipio de Escobar organizó una charla explicativa en el Micro Estadio de Garín, para despejar dudas y aclarar la situación respecto al proyecto de la Provincia, el cual consiste en construir 30 establecimientos para detenidos.

“Esto es un proyecto que está en sus inicios. Hablamos con los vecinos para aclarar en qué consiste. En la Provincia hay alojamiento para 24 mil personas y tenemos más de 48 mil privadas de su libertad. Debemos dar respuesta”, comenzó diciendo Luis Ratto, director provincial de Política Penitenciaria. Y para llevar tranquilidad al pueblo de Escobar, aclaró las diferencias entre una alcaldía y una cárcel: “Una alcaldía es de una etapa del procedimiento penal, que es la investigación previa. La conducción de la misma corresponde a personas civiles que dependen del ministerio de Justicia, aloja a las personas desde que son detenidas hasta el procesamiento. Una vez dictado el procesamiento, se pide un cupo a las unidades del Servicio Penitenciario, en caso de que se considere culpable al detenido. Las personas pasan alrededor de 90 días en la alcaldía, no más”.

Y agregó: “Con este programa se quiere que la policía cumpla con la seguridad. No están para custodiar a las personas detenidas, eso lo hace el Servicio Penitenciario. La idea nuestra y del gobernador es que se empiece a crear 30 alcaldías en toda la Provincia. De esta manera, todos los que están alojados en comisarías, pasarán a hacerlo en alcaldías”.

Por último, agregó que los detenidos en alcaldías serían únicamente vecinos de Escobar, ya que de esa forma se los reinsertará con mayor facilidad en la sociedad.

Laura Guazzaroni, secretaria de Legal y Técnica del distrito, destacó la charla explicativa: “En esto consistió la invitación, para que los funcionarios traigan claridad sobre lo que va a ocurrir y en qué consiste el proyecto. Es el inicio de este proceso, para que no haya esta desinformación que preocupa y genera la convicción del vecino de algo que no está ocurriendo”.

Por su parte, Javier Rehl llevó tranquilidad a los vecinos y concejales que se hicieron presentes para expresar su descontento ante la posible alcaldía, que se construiría en el límite entre Escobar y Tigre en caso de que se apruebe el proyecto. “Es una política penitenciaria pensando en los próximos años y apunta a resolver una problemática. En ese contexto apareció esta fracción de tierra que está en el límite entre Escobar y Tigre. Hemos hablado con los funcionarios de Tigre, pero si las condiciones ambientales no están dadas, el proyecto caerá, no será y se relocalizará. Se necesitan 30 alcaldías, eso no se va a modificar”, avisó.

Entre las personas que se presentaron para mostrar su postura antagónica, se destacan Carina Chmit, concejal por Compromiso con Escobar y Julia Marconi, representante de la Asamblea de Dique Luján y La Ñata en defensa de los últimos humedales de Tigre.

Fuente: (Ramiro Ladoux para www.zonanortediario.com.ar)