San Isidro tiene Presupuesto 2015

Luego de siete horas de debate el Concejo Deliberante de San Isidro aprobó anoche el Presupuesto para 2015, el mismo es de 2588 millones de pesos; el oficialista Pablo Fontanet manifestó que “San Isidro tiene un Presupuesto estructurado y se mantienen hace años las mismas proporciones”, desde la oposición Leandro Martin del FPV criticó que “el Presupuesto se volvió discrecional al extremo”, mientras que Marcela Durrieu del FR enfatizó que “con el Presupuesto por habitante que tiene San Isidro debería ser Disneylandia y sin embargo hay muchísimos problemas sin resolver”.El primero en hacer uso de la palabra fue el concejal del possismo Pablo Fontanet y comenzó agradeciendo a los diversos funcionarios municipales que acudieron a reuniones con los ediles en los últimos meses para dar detalles del Presupuesto área por área.
Luego reveló que “el Presupuesto es de 2.588.747.000,00 millones de pesos y es un 23% más que el último Presupuesto”, al tiempo que destacó que el 62% del mismo se financia con recursos netamente municipales lo que otorga una gran “autonomía” a la hora de dar servicios a los vecinos. Aunque aun así reclamó “una reforma fiscal y de la ley de coparticipación porque los municipios son los más cercanos a la gente para solucionar sus problemas y de cada 100 pesos que maneja el Estado 75 los administra el Gobierno Nacional, 25 el Provincial y solo 5 los gobiernos municipales. Hay que revertir esa pirámide y que sean los municipios los más beneficiados, con los controles que haga falta”.

Por otra parte explicó que el mayor gasto (el 37% del Presupuesto) se dedica a Bienes no Personales, que son los servicios terciarizados como el de recolección de basura o de higiene urbana.

Asimismo el segundo mayor gasto, 35% del Presupuesto, es dedicado al personal municipal y dentro de ese gasto el 40% es para personal de la salud y el 8% de la educación, con lo cual casi un 50% del gasto en salarios es dedicado a la Salud y la Educación.

“San Isidro tiene un Presupuesto estructurado y se mantienen hace años las mismas proporciones”, detalló.

Además remarcó que “año a año los municipios toman más responsabilidades por el reclamo de los vecinos, aunque sean responsabilidad de otras jurisdicciones, y por eso es que un 25% del Presupuesto es dedicado a la Salud para suplir la ausencia de la Provincia, del mismo modo que un 10% se dedica a la Seguridad”.

Tambiín se informó que un 14% será destinado a Desarrollo Social (área en la que se encuentran la Secretaría de Integración Comunitaria y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia), un 30% será destinado para servicios y obras públicas, y otro 20% comprenderá a las áreas de tránsito, control de industrias y comercios.

“Si no debiíramos absorber responsabilidades ajenas seguramente podríamos realizar más obras y programas para los vecinos, por eso es tan importante modificar la distribución de la coparticipación”, cerró.

Desde el Frente para la Victoria el presidente del bloque Leandro Martin opinó que “este Presupuesto plantea un aumento de hasta el 50% en las Tasas, y se invertirá solo el 2,5% de su presupuesto en Obra Pública. Se plantea un aumento del 47% de gasto en Personal y un aumento del 174% en Publicidad y Propaganda. No se preví invertir en la inclusión mediante la urbanización, se desinvierte en salud y no se plantea mejorar la calidad de los servicios municipales”.

Y añadió: “El Presupuesto se volvió discrecional al extremo, ya que se le delegó facultades al Intendente para que aumente hasta un 30% adicional las tasas sin pasar por el HCD y permite realizar transferencias entre partidas del presupuesto sin tampoco pasar x el HCD”.

La concejal massista Marcela Durrieu enfatizó por su parte que “plantean un Presupuesto para San Isidro equivalente al de La Matanza, por ejemplo, que tiene seis veces más población, seis veces más pobreza, seis veces más territorio. Es importante para ver quí nivel de exigencia vamos a tener con el intendente, precisamente porque el municipio cuenta con un grado de autosuficiencia y de ingreso por habitante por año muy superior al del resto de los distritos de la Provincia de Buenos Aires. San Isidro debería ser Disneylandia y sin embargo hay muchísimos problemas sin resolver”.

“El presupuesto está descoordinado respecto de los problemas y demandas reales de los sanisidrenses, que no se reflejan en la distribución de las partidas, que es lo que en realidad expresan el plan de gobierno”, agregó.

La edil del Frente Renovador tambiín criticó la falta de lógica y previsión en las metas físicas que cada secretaría y dirección se propone alcanzar: “No hay ninguna lógica con las metas físicas. Por ejemplo, prevín sin ningún fundamento menos atenciones en Defensa del Consumidor pero le asignan más presupuesto. Peor aún, en las reuniones de la Comisión de Presupuesto, el Dr. Prado, Secretario de Salud Pública, fue incapaz de acercarnos a los concejales ningún documento oficial donde consten las metas físicas del área. Así es imposible saber, por ejemplo, si prevín reducir el tiempo de espera para los turnos que hoy es de por lo menos 7 meses y cuánto van a invertir en lograrlo”.

“Sin metas físicas claras aumenta el nivel de discrecionalidad en el uso de los fondos públicos”, sentenció Durrieu.

Finalmente el comcejal de Con Vocación por San Isidro Marcos Hilding Ohlsson expuso que “vemos una falta de indicadores claros, metas claras y herramientas para evaluar a cada área de cara a mejorar”.

Y observó que “el intendente dijo hace unos meses que el gasto en seguridad era del 26% y ahora el oficialismo nos dice que es del 10%, entonces es preocupante esta disminución del gasto en un tema que tanto preocupa a los vecinos. Más si se tiene en cuenta que estudiando el Presupuesto el gasto real en seguridad es de solo el 7,5%”.

Tambiín criticó el excesivo gasto en publicidad y propaganda asignado por el Ejecutivo en un año electoral y dijo: “Si no se gastaran tantos millones en publicidad se podrían hacer más obras para los vecinos”. Al mismo tiempo criticó las facultades delegadas a Gustavo Posse para aumentar las tasas sin pasar por el HCD, y desde su agrupación expusieron en las gradas del recinto, con bastante ingenio, un cheque en blanco gigante, en referencia a que delegar facultades es darle un cheque en blanco al intendente.

Tras varias horas de debate y chicanas entre oficialismo y oposición, el Presupuesto se aprobó por 15 votos a favor y 9 en contra.

Por la positiva alzaron su mano los ediles del possismo sumádos al socialista Fernando Pose, los ediles del FAP Carlos Juncos y Florencia Longo, y el concejal massista Federico Gelay. Mientras que por la negativa votaron el bloque del FPV-PJ, Con Vocación por San Isidro, Ester Fandiño, Elizabeth Aguirre de Libres del Sur y Marcela Durrieu del FR.

Fuente: zonanortediario.com.ar