Polémica en Pilar: Ducoté se va a Europa para no declarar ante la Justicia

El exintendente de Pilar pidió postergar la indagatoria del 15 de junio por tres causas por corrupción. Ahora busca eludir vía aérea la nueva citación.

El exintendente de Pilar Nicolás Ducoté organizó un viaje de último momento con destino a Madrid para la semana próxima para burlar la nueva citación ante el juez federal de Campana, Adrián González Charvay. El dirigente del PRO había pedido postergar esta semana su declaración indagatoria dispuesta por el magistrado para el martes 15 en las causas que se le siguen junto a una veintena de exfuncionarios acusados de triangular fondos nacionales, pagar sobreprecios y por obras que nunca se terminaron. Tras la solicitud de prórroga, la Justicia estableció el 22 de junio como fecha para la presentación, pero el exjefe comunal estará ese día arribando a la ciudad alemana de Frankfurt, escala previa a su llegada a la capital española.

Según trascendió en diversos medios, Ducoté despegará el próximo lunes por la tarde del aeropuerto de Ezeiza en el vuelo 511 de Lufthansa, para arribar a Madrid al día siguiente luego de su paso por Alemania. La estrategia del exintendente parece cambiar minuto a minuto tras quedar en el ojo de la tormenta por los desmanejos financieros durante su gestión en el municipio de Pilar. Primero pidió la prórroga de la indagatoria y ahora saca de la galera un intempestivo viaje a España, cuando aún no ha presentado las pruebas necesarias para revertir la evidencia presentada por la fiscalía.

Ducoté no es el único citado a indagatoria por el magistrado. Otras veinte personas deberán hacerlo durante el mes de junio. Entre ellas figuran el exjefe de Gabinete Juan Pablo Martignone, el exsecretario de Obras Públicas Guillermo Iglesias y la exsecretaria de Hacienda Cecilia Cabrera, además de funcionarios nacionales del gobierno de Mauricio Macri y los empresarios que participaron de los tres contratos que se investigan en la causa en la que también interviene el fiscal federal de Campana Sebastián Bringas. El exintendente deberá seguir las alternativas de estas declaraciones desde Europa, ya que su retorno al país está previsto para la mañana del último día de junio.

Según la investigación del fiscal, la Justicia busca comprobar si hubo irregularidades en tres convenios que contaron con la firma del ministerio del Interior y Obras Públicas que estaba a cargo de Rogelio Frigerio y la Municipalidad de Pilar durante el mandato de Ducoté. El municipio recibía dinero para obras y el ministerio nacional debía supervisar la ejecución de los proyectos. El dinero transferido supera los 460 millones de pesos.

En los dictámenes emitidos por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) se señala “la clara participación de los funcionarios que en distintos estadios de la maniobra efectuaron sus aportes, desde las cuantiosas aplicaciones de recursos hasta la concreción de los acuerdos necesarios para justificar con obras inexistentes o comisiones indebidas la aplicación de sumas de dinero por las cuales el Estado ni la sociedad se vio beneficiada, sino los empresarios o intermediarios”, y deja entrever un circuito de “posibles retornos”.

La causa “Microcréditos” se inicia en un programa para el mejoramiento de la vivienda y la conexión a servicios públicos de la Municipalidad de Pilar por 300 millones de pesos. Según se detalla en la investigación, los fondos que el jefe comunal PRO debía haber entregado a personas en situación de vulnerabilidad terminaron en un uso en apariencia fraudulento.

Dentro del plan que otorgaba los préstamos, había gente que figuraba como beneficiaria pero que declaró nunca haber solicitado el crédito. Algo similar a lo que ocurrió con los “aportantes truchos” durante la campaña de la exgobernadora María Eugenia Vidal.

Además, se conocieron casos de personas a las que se les ofrecía el dinero a cambio de que se comprometieran a apoyar al intendente en las elecciones de octubre de 2019, utilizando de intermediarios a punteros políticos. Prueba de ello es que el otorgamiento de los microcréditos se acrecentaba en los años electorales con picos en 2017 y 2019 donde se intentó revertir un resultado adverso tras las PASO. Asimismo, fuentes allegadas a la causa señalan que los fondos debían ser reembolsables mediante un contrato genuino pero en cambio se montó un megafraude con fondos nacionales y una defraudación al Estado.

La segunda investigación es la que se conoce como “Monterrey”, y recae sobre un convenio para la urbanización y mejoramiento del hábitat del barrio Monterrey de Derqui con una inversión mayor a los 145 millones de pesos, firmado en abril de 2016 por el entonces intendente de Pilar y la Subsecretaría de Hábitat y Desarrollo Humano del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. Contemplaba la revitalización y mejora de un corredor central en el barrio, la provisión de servicios básicos como agua corriente y cloacas. Además comprendía diversos módulos sociales. Se trata de obras que se anunciaron pero a la luz del expediente judicial no existen, sin embargo están los certificados de obra firmados y los millonarios desembolsos realizados.

El tercer expediente, denominado “Peruzzotti”, investiga las inconsistencias en torno a la construcción de una red cloacal, una planta depuradora y una red de bombeo. La misma fue licitada y adjudicada por el Municipio, pero no se ejecutó en el lugar asignado (el barrio Peruzzotti), fueron fraguados los certificados de obra y la empresa adjudicataria se alzó con la suma de $14.135.303,93.

El fiscal Sergio Rodríguez a cargo de la PIA dictaminó que “se efectuó una certificación de inicio de obra previa a la celebración del contrato con la empresa adjudicataria” y agrega que “la construcción del expediente administrativo pretende afirmar, falsedad mediante, que las obras se iniciaron casi dos meses antes de haber sido contratada la empresa”. También pone en evidencia las irregularidades advertidas en el proceso de licitación, vulnerado los principios de publicidad de este tipo de actos.

Si bien en este caso el monto en juego es menor en relación a las otras dos causas, el desenlace llamó la atención de la Justicia: la planta depuradora apareció en el galpón de un proveedor (que reconoció los sobreprecios), después de que surgió la denuncia y por fuera de los plazos establecidos. En los expedientes figura la obra terminada y colocada.

Nico Vuelve

En el medio de la polémica, dirigentes y militantes de Juntos por el Cambio de Pilar salieron a instalar la consigna “Nico Vuelve”, insinuando que el ex jefe comunal buscará ser candidato a concejal en las elecciones de este año.

En diversas redes sociales postearon imágenes de distintos puntos de Pilar con pintadas y afiches photoshopeados con dicho slogan electoral.

Una campaña un tanto extraña, falseando imágenes en vía pública. Podría decirse que el espacio inició su campaña difundiendo noticias falsas o que los fondos, tan generosos cuando eran gobierno, ahora no abundan y desde su equipo de comunicación se las rebuscan atando todo con alambre.

Sea como sea, Ducoté parece tener dos cosas en claro: quiere evitar una declaración judicial para rendir cuentas por las causas en su contra y quiere volver a tener una banca legislativa que, no es menor, garantiza fueros ante cualquier posible condena en primeras instancias.

Como si fuera poco, desde el Frente de Todos viralizaron diversos memes jugando con la movida ducotista y su escape a España.

La campaña en Pilar ya empezó y promete ser de las más entretenidas del conurbano.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)