Empezó el juicio por Cromagnon

A casi cuatro años de la tragedia de Once, arrancó el juicio; los quince acusados, entre ellos Chabán y el grupo Callejeros, estuvieron separados de los presentes por un vidrio de blindex para evitar agresiones; las audiencias seguirán el viernes, cuando se esperan que arranquen las declaraciones.
Casi cuatro años despuís de la tragedia de Cromagnon, arrancó en los Tribunales de Lavalle el juicio. Son quince los imputados en el incendio que terminó con 194 muertos el 30 de diciembre de 2004, entre ellos Omar Chabán y todos los integrantes del grupo Callejeros.
Durante la mañana de hoy, el proceso arrancó con la lectura del auto de elevación a juicio de la causa. El primer día del juicio se vivió por los padres de las víctimas como un día histórico. Algunos de esos padres incluso pasaron la noche frente al Palacio de Tribunales, esperando ver a los acusados sentados en el banquillo.
La sala de audiencias, que fue refaccionada especialmente para el debate, estará dividida por un blíndex que separará, por cuestiones de seguridad, a jueces, fiscales, abogados e imputados del público, que en su mayoría serán familiares de las víctimas y sobrevivientes. El vidrio fue colocado para evitar posibles agresiones contra los acusados, especialmente Chabán, quien fue víctima de varios ataques por parte de familiares de los fallecidos. Tras largas discusiones, los familiares y sobrevivientes estarán presentes en el juicio a travís de una querella que fue dividida en cuatro grupos. Incluso dentro del grupo de padres de víctimas, existen diferencias a la hora de hacer las acusaciones. Dos de esos cuatro grupos no consideran que Callejeros tenga responsabilidad en la tragedia. Un quinto grupo se quedó afuera del debate luego de negarse a integrar alguna de las otras querellas y de que la Corte Suprema le denegara la semana pasada un último recurso para presentarse en forma separada.
Uno de esos grupos, representados por el abogado y padre de una víctima Josí Iglesias, pidieron que los quince imputados sean condenados por homicidio simple, condena sobre la que recae entre 8 y 25 años de prisión.
Los quince acusados llegan al juicio en libertad, aunque Omar Chaban fue el único que pasó tiempo preso por la causa. La fiscalía buscará acreditar que Chabán y Callejeros fueron los máximos responsables de la tragedia como co-organizadores del recital y permitieron el ingreso de unas 3000 personas al local cuando estaba habilitado sólo para 1000. Tambiín los fiscales les endilgarán no haber realizado un cacheo minucioso en la entrada del boliche que impidiera el uso de pirotecnia, utilizar un lugar que carecía de material ignífugo y haber cerrado la mayoría de las puertas de salida. Chabán llega al debate procesado por estrago doloso seguido de muerte, que preví una pena de entre 8 y 20 años de prisión, y cohecho activo, que tiene un tope máximo de 6 años. Por el primero de los delitos, tambiín están procesados el ex jefe de seguridad del local, Raúl Villarrael, como partícipe necesario, y el grupo Callejeros (Patricio Santos Fontanet, Daniel Cardell, Maximiliano Djerfy, Juan Carbone, Cristian Torrejón, Elio Delgado, Eduardo Vázquez y Diego Argañaraz), como coautores. Otros imputados son los ex jefes de la seccional síptima de la Policía Federal, con jurisdicción en el boliche, Carlos Díaz, procesado por estrago doloso y cohecho pasivo, y su segundo, Miguel Angel Belay, acusado sólo del último delito. En tanto, Fabiana Fiszbin, ex subsecretaria de Control Comunal, y los ex directores de esa dependencia Gustavo Torres y Ana María Fernández, llegarán al juicio acusados de incumplimiento de los deberes del funcionario público.
Se espera que reciín en el segundo día de audiencias los acusados hagan sus declaraciones, en un proceso que, se preví, durará siete meses. Durante ese tiempo, desfilarán los 305 testigos en pequeñas tandas.
El día del comienzo del juicio se llevó a cabo con pocos sobresaltos. Sólo durante un momento a la tarde, se generaron disturbios, sin consecuencias graves. Pero más entrada la tarde, llegaron a la plaza de Tribunales grupos de apoyo al grupo Callejeros, e, incluso, a Omar Chabán, quienes convivieron entre ellos y con los padres y sobrevivientes sin problemas.
Cerca de las cinco de la tarde, despuís de la lectura de la última de las querellas, se dispuso un cuarto intermedio. Finalmente, a las 17.30, se determinó que fuera el final del día. El juicio se reanudará el viernes. A partir del lunes, las audiencias tendrán días fijos tres veces por semana, los lunes, miírcoles y viernes.
Cientos de jóvenes se presentaron en la puerta de Tribunales a la hora del final de la primera audiencia, la mayoría de ellos en apoyo del grupo Callejeros. Algunos de los padres que estuvieron presentes, resaltaron la actitud del grupo de rock, actitud que percibieron como “sobradora” y vivieron con mucho dolor. Fueron esos mismos padres los que consideraron la manifestación a favor de Callejeros como una falta de respeto hacia el sufrimiento por las pírdidas de tantas vidas. Fue hacia el final del día que se presentaron algunos incidentes, cuando los jóvenes que esperaban en la puerta, corrieron a los músicos por la calle Uruguay, cuando salían de la audiencia.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...