Colegiales golpeó primero y se trajo tres puntos vitales de Jáuregui

En una cancha siempre adversa para Colegiales, el conjunto de Svampa derrotó por 1 a 0 a Flandria con un tanto de Ángel Vildozo; el propio goleador junto con Borrego y Buzzi fueron los artífices de la gran victoria Tricolor en Jáuregui; Cole sigue como escolta a 4 unidades de Brown.Tras haber ganado por la Copa Argentina, Colegiales amaneció con un objetivo: ganar en Jáuregui para no perderle pisada al líder Brown. Si bien es cierto que las estadísticas en el Carlos V no eran favorables, la gran actuación de visitante ante Los Andes alimentaba la ilusión. Y el equipo no defraudó, cortó la mala racha en esa cancha y se trajo a Munro tres puntos fundamentales para meterle presión al puntero y afianzarse como escolta.

El partido fue muy trabado desde el comienzo. Mucha gente en la mitad de cancha y predominaban los pelotazos y las pelotas detenidas. En Cole, se empezó a destacar Elías Borrego, con mucha movilidad y encarando a todos y Ramiro Fergonzi junto a Angel Vildozo comenzaron a juntarse para crear una linda sociedad arriba. Sin embargo, nunca hubo juego fluido porque las marcas eran fírreas en ambos equipos.

La clave era aprovechar las pelotas detenidas. Y el Tricolor lo hizo: Allá por los 25´ de la primera etapa, Elías Borrego ejecutó un tiro libre desde la izquierda, la peinó Luis Zeballos y Ángel Vildozo, solo en el área chica, la fue a buscar con el optimismo de un gran goleado. Tocó la pelota con la punta del pie y eso bastó para que la pelota entrara mansita al arco. Despuís, miró al línea, quien le dio el visto bueno, y ahí si se la lanzó a gritarlo y hacer un festejo estilo canguro.

Ese tanto fue fundamental para abrir el partido y provocar el nerviosismo de Flandria. Y a partir de ese momento, los defensores rivales empezaron a mostrar falencias y crecieron Borrego y Ramiro Fergonzi porque surgieron espacios para jugar de contra. La falta de precisión y algún cierre con los justo de los defensores locales evitaron que Cole tenga chances claras de gol. Mientras tanto, el Canario puso muchos volantes ofensivos y un solo punta, pero como nunca pudo ser asistirlo, no inquietó a Horacio Ramírez.

En el segundo tiempo, Sergio Rondina arriesgó, puso un delantero más, pero las pelotas detenidas seguían siendo las armas de ataque de ambos equipos. Primero lo tuvo Flandria tras un tiro de esquina: la defensa de Cole no la pudo sacar bien y el gol no llegó por una buena salvada de Cristian Valdez y por la falta de puntería del ingresado Diego Herrera. Y en la ríplica, un tiro libre de Borrego venenoso le picó mal a Maximiliano Gagliardo y por muy poco Buzzi no llegó a empujarla.

El tiempo siguió pasando y aunque no estaba nublado, los centros llovían en la cancha. Ramírez le sacó un tiro libre a Sandoval y más tarde Cole respondió con un cabezazo de Buzzi que no llevó mucho peligro porque a Paco le salió a las manos del arquero. El Canario empezó a arrinconar un poco al Tricolor con más ganas que fútbol y aunque Herrera complicó un poco con su habilidad, todas las líneas respondieron. La defensa fue una muralla, Buzzi a veces se metió entre los centrales y sacó todo. En el medio, Borrego realizó un gran despliegue con quite y juego. En tanto, arriba Vildozo las aguantó todas y es más, tuvo una chance de liquidar el partido pero el derechazo no encontró el arco. La única desatención fue cuando Santiago Fredes apareció solo en el área pero por suerte cabeceó mal.

En el tiempo de descuento, el equipo de Svampa sufrió con el último tiro libre del partido pero como la pelota no encontró la cabeza de nadie, llegó el pitazo final y se acabó la historia.

Colegiales logró un enorme triunfo en una cancha que le era adversa. El triunfo ilusiona porque el equipo juega bien y gana. Además, tiene muchos puntos altos y el recambio funciona a la perfección. Este presente ilusiona. Ahora hay que ganar en casa ante San Telmo para festejar aún más estos enormes tres puntos conseguidos en la mañana de Jaúregui.

Fuente: zonanortediario.com.ar