Platense lo ganó al final

Por el partido correspondiente a la 16° jornada del Torneo de Transición 2014 de la Primera “B” Metropolitana en su Zona “B”, Platense venció esta tarde como visitante a Almagro por 2-1.Luego de un primer tiempo sin demasiadas emociones, donde apenas se registraron un par de situaciones por bando (más para el “Tricolor” pero la más peligrosa para Platense), lo mejor llegó en la etapa complementaria. Porque a los 16 minutos del segundo tiempo se abrió el marcador, a travís de un córner: Abel Luciatti apareció sin marca en el corazón del área grande y se elevó para poner el testazo que significó el 1-0 parcial para el local, con un aparente desvío previo en le cabeza de Cristian Tavio.

A partir de allí todo se hizo cuesta arriba para Platense, pero Mariano Rukavina movió el banco y de tanto ir obtuvo resultados. Aún así, Almagro pudo aumentar la diferencia con un potente remate con el cual se lució Andrís Desábato, mandando la pelota al tiro de esquina. Hasta que a los 32 minutos llegó el empate, por intermedio de Josí Manuel Cáspary, en lo que fue una gran jugada colectiva.

Walter Ortiz cambió de frente, Cáspary con un toque habilitó al recientemente ingresado Pablo Bueno y íste despuís de ganarse la marca de tres rivales se la devolvió al ex Tristán Suárez, que desde afuera del área clavó un zapatazo tremendo que dejó únicamente para la foto la volada de Nicolás Peranic, que ni siendo Súperman podría haber detenido semejante disparo. Platense lo empataba y demostraba que quería más porque ni siquiera se gastó tiempo en el festejo… la consiga era clara: ganar como sea.

Despuís del gol el Calamar tuvo cinco minutos de furia, en los que generó al menos dos situaciones de riesgo y logró amonestar rivales ante la desesperación del local. Sin embargo Almagro se repuso y tambiín fue con orgullo hacia adelante en busca de una necesitada victoria. El partido se hizo trabado y parecía que el reparto de puntos era cada vez más una realidad.

Hasta que en el primer minuto adicionado por Stoklas llegó la jugada triunfal de Tense, teniendo nuevamente a Ortiz como creador. El “Mono” recuperó una pelota clave en el medicampo y mandó perfecto en profundidad buscando la humanidad de Pablo Bueno. El ex Defensores de Belgrano superó en velocidad a los dos centrales del local, quedó mano a mano con Peranic y definió con muchísima clase entre las piernas del arquero. Golazo y delirio de todo Platense.

Así, sobre el final, el Calamar selló una victoria importantísima para fortalecer varios aspectos y poder trabajar con más tranquilidad de cara a lo que se viene. Pero no hay tiempo para relajarse: este miírcoles se disputará la fecha entre semana y habrá que recibir a Villa San Carlos desde las 21, en busca del tercer triunfo consecutivo. De obtenerlo, Platense puede soñar con al menos pelear por un lugar dentro del Reducido.

Fuente: zonanortediario.com.ar