Sebastián Galmarini: "Macri decía que tenía el mejor equipo en 50 años, y no le quedó uno"

El ex senador bonaerense del Frente Renovador y máximo referente de esa fuerza en San Isidro, Sebastián Galmarini, visitó el piso de "Aquí no ha pasado nada", espacio radial de Zona Norte Diario Online || Allí se refirió a su cruce con Elisa Carrió, criticó con dureza las gestiones de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri y habló de la actualidad local. Consultado al comienzo de la nota por su cruce de la semana pasada en redes sociales con Elisa Carrió luego de que esta vertiera duras críticas contra el Ministro Germán Garavano -pelea que viene de larga data por declaraciones injuriosas de Lilita en su contra por las que Galmarini inició acciones legales- el referente del Frente Renovador explicó: "Básicamente no estoy dispuesto a aceptar su estrategia de construcción de poder que es meramente la extorsión, la mentira y el apriete como herramienta para un posicionamiento personal. Creo que eso no le hace bien a nadie, alguien lo tiene que decir, y como soy una persona de bien, estoy absolutamente convencido de que no tengo por quí tolerar que esta señora diga tantas pavadas. Lo único que tiene es una estrategia de construcción de poder que ni siquiera está pensada en favor del gobierno o la sociedad para resolver los problemas que tenemos. Ella le está hablando a los desencantados de Macri que ven frustrada su voluntad de cambio y supone que diciíndoles que aunque a este gobierno le va mal en la economía y no hay avances en materia de corrupción y transparencia deben quedarse tranquilos porque ella lo va a garantizar. Bueno no, quiero que mejoremos las instituciones para que sean las que anticipen los problemas y que cuando se de un hecho lo juzguen. En todo caso hay herramientas institucionales para hacerlo, no quiero escuchar a la Dra. Carrió hablar de tal o de cual. Además hay un problema más grave que es ¿de donde saca información? ¿De donde saca que Garavano habría hecho un acuerdo con determinados jueces y que sabia como iban a fallar esos jueces? Argentina tiene mucha historia de eso y a mi me preocupa".

Por otra parte, habló del nuevo frente que está construyendo Sergio Massa junto a gobernadores y referentes del peronismo no kirchnerista y opinó que "hay una estrategia del gobierno que no es nueva, que es parte de una continuidad de lo que viene sufriendo la Argentina que es la de polarizar y construir un escenario entre buenos y malos, blancos y negros, rubios y morochos. Y en el medio de esa discusión nadie habla de los problemas y a la Argentina le sigue yendo muy mal. Nos fue mal hace algunos años, nos va mal ahora y la verdad que la soberbia y la administración que ha mostrado este gobierno en todas las áreas es grave. Esa estrategia lo que hace es sumirnos a todos en un pozo para que no veamos la realidad. Más allá del debate sobre el peronismo, sobre si habrá internas, sobre si habrá mas de un candidato, lo que el peronismo tiene que debatir es como resolver los problemas que la Argentina tiene y son cada vez más graves. Teníamos inflación en el gobierno anterior y ahora nos devaluaron en un 100% y tenemos una inflación del 50%. Bajo esta lógica de echarse culpas a todos nos sigue yendo cada día peor".

Y acerca de si el kirchnerismo tiene lugar en ese armado remarcó que "lo primero que hay que decir con claridad es que nadie puede evaluar con un año de anticipación, dado el impacto de la tecnología de la comunicación y la velocidad con la que fluye la información en el mundo, que es lo que va a hacer, básicamente porque no creo que nadie tome decisiones estratígicas para perder. Ahora bien, creo que aquellos que tienen problemas con la Justicia deben resolverlos y aquellos que tienen que trazar una estrategia electoral tienen que explicarle a la gente como resolver sus problemas. Y en todo caso las herramientas que utilices para enfrentar el proceso electoral se tienen que adaptar a lo que convenga para obtener un mejor resultado y no a la inversa. No es cuestión de tener una estrategia electoral y despuís ver como gobernar. Miren lo que le pasó a Macri, decía que tenía el mejor equipo en 50 años, y no le quedó uno".

Asimismo, Galmarini evalúo la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal y disparó: "Creo que Vidal es cada día más parecida a Scioli. Agarró el atajo de esconderse en la falta de presencia de la Provincia en la agenda mediática, púbica y ciudadana. Todos los problemas los termina construyendo sobre la nación y se esconde detrás de cada una de las dificultades que tenemos los bonaerenses. Este no solo es el gobierno con más paros desde la dícada del ’80, sino que llegamos a octubre y no tenemos cerrada la paritaria de los docentes. Tenemos municipios con los consejos escolares intervenidos que no dan clases hace 60 días porque no certificamos el estado de infraestructura de los colegios. Es cierto que esto no arrancó ayer, pero llevan tres años de gobierno. Anunciaron con bombos y platillos que habían logrado revertir la situación económica de la Provincia con el Fondo del Conurbano, 10 meses despuís vemos que fue una gran mentira y una gran campaña de marketing que no se dio. Y no es solo un tema educativo, tenemos paros del sector de la Salud, de Judiciales y evidentemente todo ese halo que construye es mediante la comunicación y no la gestión, que en parte sucedió tambiín con Scioli o más atrás con Ruckauf. Preferiría que eliminen recursos y tiempo de campañas de marketing y comunicación y le pongan más centralidad a la gestión de gobierno, que es la mejor campaña que un dirigente político en funciones puede hacer".

En el orden sanisidrense, el referente del massismo habló del proyecto de ampliación presupuestaria impulsado por el Frente Renovador y aprobado el miírcoles en el Concejo Deliberante: "Estoy muy orgulloso del equipo de profesionales que construimos, que lograron que nuestro despacho sea el votado para beneficiar a trabajadores y vecinos. No entramos en ese juego de ser opositores y actuar como tales a cualquier precio. En el precio están metidos los vecinos. Discutían como perros y gatos si había que darle una ampliación presupuestaria de 118 millones de pesos al Municipio de San Isidro que es algo así como el 0,5% del presupuesto municipal, de un aumento de tasas que ya había sido implementado con las facultades delegadas que votaron muchos de los que cacarean en la oposición, hace ya un año. En todo caso lo que estaba en debate era que se iba a hacer con ese dinero. Logramos que se aumenten las partidas en un altísimo porcentaje en las áreas sociales, ya que son áreas que venimos pidiendo que sean mejoradas porque San Isidro tambiín tiene problemas ahí. Por otro lado logramos eliminar partidas que iban a parar a gastos innecesarios en materia de pago de salarios del funcionariado y la secretaría privada. Por otro lado eliminamos las facultades delegadas para estos fondos, así que solo se podrán utilizar para lo votado. Terminaron todos aceptando que nuestro despacho era el mejor y quienes no lo terminaron votando creo que fue por especulación electoral, mezquindad y esa idea de pensar que es una discusión de enemigos cuando en el medio están los vecinos. Nosotros estamos convencidos de que San Isidro está atravesando una situación muy complicada como todo el mundo. Con un sistema 100% municipal de salud y con un 100% de devaluación y un 50% de inflación anual, es muy difícil sostener semejante nivel de gastos. La discusión con quienes hasta hace unos meses eran los oficialistas más duros debería verse resuelta cuando un proyecto ayuda a que las cosas les vayan mejor a los vecinos".

Inquirido tambiín por el picante mensaje en redes sociales del concejal Carlos Castellano, que lo tildó de "carancho" por su postura sobre la ampliación presupuestaria, Galmarini respondió: "Mucho no lo entendí, lo leí más tarde. Creo que íl estaba planteándose entre otros que el aumento o la ampliación presupuestaria era quien votaba a favor y quien en contra, como si eso definiera quien es oposición o no. Soy opositor hace muchos años, cuándo íl era presidente del Concejo Deliberante y bajaba el botón para que no puedan hablar los opositores, y lo sigo siendo hoy. Soy opositor desde cuando íl era intendente interino hasta hoy. y eso no lo transforma ni en mejor ni en peor: íl tenía una opinión y cambió. Pero siempre ante de pensar en oposición u oficialismo hago las cosas pensando en que es lo mejor para los vecinos. Si había una ampliación presupuestaria que iba a saldar el grave problema de San Isidro con respecto a los trabajadores municipales, a mi no me interesa si íl es más o menos opositor. En todo caso el que tiene que explicar que aún es el intendente interino cuando se toma licencia Gustavo Posse es íl. No tengo ningún debate al respecto. Escribimos un despacho muy serio con un equipo de profesionales muy interesante y fue el que terminó siendo aprobado, eso es todo lo que tengo para contar. Despuís si íl tiene alguna apreciación personal sobre mi tendrá que hablarlo con su psicólogo".

Finalmente, en cuanto a si aún tiene interís en pelear por la intendencia de San Isidro, Sebastián Galmarini concluyó: "Si dijera que voy a confirmar una candidatura hoy estoy contradiciendo todo lo que dije antes. Ahora, si me preguntan si me sigue gustando la idea si, me encanta la escala municipal. Siento que es un lugar donde se puede ver el crecimiento, como impactan las políticas, se puede charlar, sufrir y alegrarse con los vecinos. En otras escalas es más difícil, menos lineal. La verdad eso siempre me da ganas, me mueve las vísceras y me da convicción de que algunas cosas pueden cambiar con la acción política en positivo y eso no hay que perderlo nunca. Cuando uno solamente hace las cosas en función de si gana un sueldo, cobra o va a tener un lugar, empieza a perder de vista el fondo de la vida política que es que nos vaya mejor a ustedes. Esa es la política con mayúsculas".

Fuente: zonanortediario.com.ar