Maradona debutó como DT de la selección con una victoria

Argentina demostró momentos de buen juego ante Escocia y logró la primera victoria de la era de Diego como tícnico por 1 a 0 con un gol de Maxi Rodríguez.
En el tan esperado debut de Diego Maradona como director tícnico de la selección Argentina, el equipo nacional le ganó a Escocia en Glasgow por 1 a 0 con un gol de Maxi Rodríguez a los ocho minutos del primer tiempo.

En la previa del encuentro y durante el desarrollo del mismo las miradas se repartieron entre la actividad de los jugadores y los movimientos de Diego. Durante todo el primer tiempo se lo vio tranquilo, sin dar demasiadas indicaciones y disfrutando del buen dominio de pelota que mostró el conjunto argentino. El gol llegó en los primeros minutos a travís de una jugada individual de Tevez, en la que encaró a dos defensores escoceses por la derecha, se metió en el área y le cedió la pelota a Jonás Gutiírrez quien la paró y con un toque le sirvió el gol a Maxi que definió frente al arquero escocís.

A partir del gol anotado, la selección argentina manejó el partido, aunque sin generar situaciones de peligro para el arco rival. La primera etapa se fue sin demasiado para destacar, salvo por un remate de James Mc Fadden que se metió en el área pero que, gracias al cierre oportuno de Demichelis, terminó en un tiro de esquina.

En la segunda mitad el encuentro se planteó en forma similar, Argentina bajo su nivel a pesar de que mantuvo la tenencia de la pelota y el manejo de los tiempos dentro de la cancha. Los dirigidos por el Diez se sintieron cada vez más cómodos con la ventaja obtenida y se diluyó el partido entre algunas tibias llegadas argentinas. Ingresaron Lucho Gonzáles, Denis, el Cata Díaz y Sosa, que cumplieron un buen papel aunque poco pudieron hacer para cambiar la monotonía del juego.

Así pasó el primer partido de Diego como tícnico de la selección. El equipo jugó bien, demostró ráfagas de buen fútbol y ganó por la mínima diferencia. Las actuaciones más destacadas fueron las de Tevez, Mascherano y Heinze, que se mantuvieron activos durante los noventa minutos. En el final, el DT festejó y se lo vio sonriente; esperó a cada uno de los jugadores a un costado de la cancha y los saludo uno a uno con un abrazo, un beso y algunas palabras de elogio.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...