Carrió celebró la decisión de la Corte de suspender al fiscal Julio Novo

La diputada nacional Elisa Carrió celebró hoy la decisión de la Suprema Corte bonaerense de apartar al fiscal general de San Isidro Julio Novo, acusado de haber obstruido la investigación del crimen de dos hombres colombianos vinculados al narcotráfico, en un predio del shopping Unicenter, en la localidad bonaerense de Martínez, en el 2008.“Por fin se ve algo del orden de la justicia; desde hace cinco años que vengo denunciando su complicidad con el narcotráfico y la procuradora (general de la provincia, María del Carmen) Falbo lo encubrió en forma permanente”, declaró Carrió a travís de un comunicado.

El máximo tribunal bonaerense licenció por 120 días desde hoy a Novo y a sus dos adjuntos, Rodrigo Fernando Caro y Eduardo Marcelo Vaiani, quienes en las últimas semanas fueron indagados por la jueza federal del distrito, Sandra Arroyo Salgado, por su presunta responsabilidad en el eventual encubrimiento del narcotráfico internacional.

Por ese delito todos habían sido denunciados por el fiscal Luis Angelini, a cargo de la pesquisa de los homicidios de los colombianos.

“Hay que destacar la valentía de Angelini que se animó a denunciar a su propio jefe", expresó Carrió, quien tambiín impulsó una denuncia contra Novo y recordó que el fiscal general "se encuentra imputado desde diciembre de 2013 por encubrimiento de narcotráfico".

La Corte bonaerense resolvió además, en el marco de "actuaciones disciplinarias", que la procuradora Falbo realice "sumarios administrativos" a Melisa Fernanda Rey, secretaria de la Fiscalía de Cámara de San Isidro, y a la secretaria judicial Mariana Busse, casada con el abogado Carlos Broitman, defensor de los hermanos Juliá, detenidos en Barcelona por tráfico de cocaína colombiana.

El tribunal ordenó que esas funcionarias queden suspendidas en sus cargos "hasta el pronunciamiento definitivo en el proceso penal al cual se encuentran sometidas" y por el que fueron indagadas días atrás por Arroyo Salgado.

En julio de 2008, Híctor Duque Ceballos y Jorge Quintero Gartner, dos ciudadanos colombianos, fueron acribillados cuando llegaban al shopping Unicenter, en Martínez, y el crimen fue vinculado al accionar de bandas del narcotráfico.

Fuente: zonanortediario.com.ar