Una joven se arrojó de su auto en movimiento tras sufrir un robo en El Palomar

Una joven comerciante de 23 años denunció que fue interceptada por un hombre que simuló tener un arma en su cintura y la obligó con presuntos fines de robo a subirse al asiento trasero de su auto, del que se arrojó a la calle cuando era llevada cautiva, en la localidad bonaerense de El Palomar, partido de Morón, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho se registró ayer cuando la víctima, identificada como Sabrina Nicole Margani (23), despachaba mercadería en un supermercado de la avenida Perdriel 877, de la citada localidad del partido de Morón, al oeste del conurbano.

Según denunció la comerciante, cuando terminó de tomar un pedido, regresó a su vehículo, un Toyota Etios color gris, donde fue interceptada por un hombre.

Fuentes policiales señalaron que el sospechoso simuló tener un arma blanca entre sus prendas, por lo que obligó a la joven a subir al asiento de atrás del rodado.

El delincuente, en tanto, se sentó al volante y condujo por la calle Río Negro en dirección al barrio Carlos Gardel, ubicado en cercanías del Hospital Posadas.

Cuando el vehículo se encontraba en movimiento, la joven logró zafarse y se arrojó para escapar, indicaron las fuentes.

El delincuente por su parte escapó con el auto mientras que Margani sufrió raspones leves en el codo derecho.

“Ya apareció el auto (…) Tuve la suerte de poder saltar y hoy la cuento”, aseguró la joven en una historia en su perfil de la red social Instagram.

Y agregó a la publicación: “La verdad es que esta sociedad me está haciendo pelota”.

La fiscal Paula Salevsky, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Morón, ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad para dar con el delincuente, en el marco de una casa caratulada como “robo automotor”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)