Mauricio Macri ratificó que su vice "no será un dirigente radical"

La estrategia de Mauricio Macri en la negociación con el radicalismo es negociar distrito por distrito la conformación de las listas para legisladores nacionales, apelar a las primarias cuando no haya acuerdo y en algunas jurisdicciones ir por separado cuando le sea conveniente.Así se lo informó a la agencia Tílam uno de los operadores del precandidato presidencial que negocia con la UCR, poniendo blanco sobre negro las versiones contrapuestas sobre la postura del Pro.

"Las listas serán traje a medida para cada distrito", graficó el macrista, y ratificó -una vez más- que con la UCR y la Coalición Cívica hay un frente electoral "que no derivará en un cogobierno", como lo había adelantado ya el propio Macri y luego lo aseveró a principio de semana el dirigente Rogelio Frigerio.

Fiel a su estilo, Macri propone una salida pragmática y flexible para las negociaciones, y no quiere acuerdos nacionales sino distritales, "porque además según la ley, la decisión es de los partidos en cada provincia".

"Donde no haya acuerdo, podrá haber PASO, y en algunos casos, iremos por separado, y en otros distritos juntos si nos ponemos de acuerdo", explicitó la fuente.

Desde el macrismo tampoco se entusiasman con poner en riesgo la renovación de diputados en distritos en los que tienen mucho por ganar, como la Capital Federal principalmente, así como en Córdoba y Santa Fe.

Como para que no haya dudas y luego de la polímica desatada tras anunciar que "no habrá cogobierno", esta mañana Macri dijo a Radio 2 de Rosario que su compañero de fórmula presidencial "no será un radical", y que el acercamiento con la UCR y la CC "no es para repartir cargos".

Fuente: zonanortediario.com.ar