Robaba pese a tener arresto domiciliario

Detuvieron a un joven de 20 años en Josí C Paz quien cometía actos delictivos burlando su condición de reclusión domiciliaria; el motivo
de sus salidas es hoy un lugar común: falló la pulsera electrónica que permitía monitorear sus movimientos.

El tan cuestionado mítodo de la pulsera volvió a fallar. Esta vez el dispositivo electrónico benefició a un joven de Josí C. Paz quien gozaba de arresto domiciliario por haber tenido buena conducta durante su estadía en la cárcel. El delincuente de 20 años fue detenido tras un allanamiento realizado en una vivienda de Gorriti al 100 del barrio Las Casitas. Según vecinos del lugar, el ladrón juvenil era conocido por asaltar comercios de la zona así como tambiín a eventuales transeúntes que osaban transitar por la “zona de influencia” del ampón. Al momento de ser detenido, el delincuente tenía puesta la pulsera electrónica que permite a las autoridades competentes rastrear los movimientos de quienes la utilizan, junto al se encontraba su hermano, compañero de aventuras delictivas quien tambiín quedó a disposición de la justicia.
En el 2006 había sido detenido por robo calificado pero el Juzgado de Ejecución Penal de Mercedes decidió brindarle el beneficio del arresto domiciliario por su buena conducta en el penal. Anteriormente en el 2005 fue imputado por un asalto seguido de muerte pero quedó en libertad porque en aquel entonces era menor de edad.

Fuente: zonanortediario.com.ar