General Motors y SMATA acuerdan reducir salarios para evitar despidos

En trabajo conjunto con el gobierno de la provincia de Santa Fí y el gremio de los mecánicos (SMATA), la automotriz General Motors acordaró convertir 160 despidos de trabajadores en suspensiones con goze parcial de sueldo.
En un principio, la compañía había resuelto despedir a 435 empleados. El gobierno santafesino revirtió está situación mediante el dictado de una conciliación obligatoria. General Motors, sin embargo, seguía dispuesta a prescindir de los servicios de 230 trabajadores. Nuevamente intervino el Ministerio de Trabajo de Santa Fí y logró transformar ese número en 160 suspensiones hasta diciembre de 2009, con bajas de sueldo para los afectados, 50 reincorporaciones y 30 renuncias por voluntad propia.
El recorte de sueldo de los empleados suspendidos se dará de forma progresiva: cobrarán, en un principio, el 80% de lo que cobran hoy hasta llegar al 40% en diciembre del año que viene. El gremio busca que la disminución de salarios sea menor y que las suspensiones sean rotativas. La empresa volverá a reunirse hoy con el Ministerio de Trabajo de Santa Fí.
General Motors se encuentra al borde de la quiebra en Estados Unidos, situación que se ve agravada por la falta de demanda regional.

Fuente: zonanortediario.com.ar