Boca derrotó a San Lorenzo y Tigre deberá ganarle para ser campeón

El equipo de Ischia derrotó al de Russo por 3 a 1 y lo dejó afuera del triangular, el cual se definirá el martes cuando se enfrente ante Tigre, que si gana conseguirá su primer título en la historia del club.
Boca le ganó por 3 a 1 a San Lorenzo y lo dejo afuera de la pelea por el título, y con este resultado Tigre renueva sus esperanzas y tendrá que ganarle el martes a los de Ischia si quiere consagrarse campeón por primera vez en su historia.

El partido fue parejo en el primer tiempo, con situaciones de gol en ambas áreas, buen juego y mucho desgaste físico por parte de ambos equipos. A los 17 minutos el estadio se enmudeció por un hecho que preocupó a todos: Silvera y Forlín chocaron sus cabezas y cayeron desmayados. Ambos jugadores fueron rápidamente atendidos por los mídicos de ambos planteles, aunque la llegada de la ambulancia demoró varios minutos y ni siquiera pudo ingresar a la cancha para trasladar a los futbolistas. Pasado el momento de tensión, el juego se reanudó y en el tiempo de descuento Boca consiguió romper la paridad del partido, gracias a un tiro de esquina ejecutado por Riquelme, que fue cabeceado por Viatri en el primer palo y que se desvió en el defensor Azulgrana Bianchi para dejar sin reacción al arquero Orión.

En la segunda parte, el Ciclón salió a presionar a los mediocampistas Azul y Oro, aunque sin demasiadas ideas en el ataque y con una sólida defensa en frente. Sin embrago, el empate llegaría a los 14 minutos gracias a una jugada de Meseguez que juntó a dos jugadores rivales y le cedió la pelota a Solari, quien desde afuera del área, y con su pierna menos hábil, pateó al lugar en donde se encontraba el arquero García quien se confió y no pudo contener la pelota que se escabulló entre sus piernas. A partir de allí el Cuervo cambió completamente y comenzó a arrinconar a los jugadores Boquenses que no encontraban la salida ante los constantes ataques de su rival, que desperdició varias oportunidades de aumentar. Pero Ischia hizo un cambio fundamental para el destino del partido: metió a Rodrigo Palacio en lugar de Figueroa. Palacio se mostró muy movedizo desde su ingreso y complicó a los defensores del conjunto de Miguel Ángel Russo. Finalmente, a los 31, un corner a favor de San Lorenzo pateado por Aureliano Torres, terminó en las manos de García, quien sacó rápido y armó la contra que sería letal. Con un solo toque, Riquelme dejo a Palacio cara a cara con el arquero y sentenció el 2 a 1. Desde ese momento el Azulgrana perdió la brújula, se mostró nervioso y con imprecisiones, atacando con más garra que ideas. Además, Aguirre vio la segunda amarilla por un agarrón a Rodrigo Palacio y Bergessio se hizo expulsar por una protesta desmesurada. En el descuento Boca dejaría al Ciclón fuera del triangular ya que con el gol de Chávez ya no tiene posibilidad de pelear por el título independientemente de lo que pase el martes entre Tigre y Boca.

Por estas horas todo es alegría en Victoria. El resultado esperado se dio y el Matador está más cerca que nunca de conseguir su primer campeonato de Primera A en 106 años de historia. Lo que tendrá que hacer para conseguirlo es ganarle a Boca, que no podrá contar con Vargas (expulsado) ni con Riquelme que llegó a la quinta amarilla.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...