Gustavo Posse: “San Isidro es un lugar de mucho acatamiento, aunque pueda haber disenso con las medidas”

El intendente de San Isidro Gustavo Posse habló con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online. En la charla se refirió a la situación del distrito en el marco de la pandemia de Covid-19. Además reclamó por la vuelta a clases presenciales y mostró su disconformidad con las restricciones a los gastronómicos.

Consultado al comienzo de la nota sobre la situación sanitaria del distrito, Gustavo Posse explicó: “La cantidad de ocupación de camas es normal, y de las de terapia intensiva, la cifra es del 83%. Obviamente, esto significa que ante determinada evolución que tiene el virus que es la esperable y que tiene todas las semanas, se pueda ampliar la cantidad de camas. El problema serio es que todo el sector privado en el AMBA no tiene lugar para ubicar a vecinos de San Isidro, que tendrían que tener su ubicación en la clínica que les da la prepaga. Este es un motivo de preocupación de los que tienen prepaga pero que van al Hospital de San Isidro”.

En ese sentido, respecto de si los vecinos están acatando las nuevas restricciones, Posse dejó en claro: “Sí, perfectamente. La gente puede no estar de acuerdo con las medidas, pero las acata, al igual que los comerciantes, desde el primer segundo. Si hubo algún problema tuvo que ver con una o dos fiestas en barrios cerrados, donde avisaban que había más personas de las que podía haber, pero inmediatamente se fue toda la gente a sus casas. San Isidro es un lugar de mucho acatamiento, aunque pueda haber disenso con las medidas”.

Asimismo, acerca de por qué cree que las clases presenciales no deberían suspenderse, el intendente de San Isidro subrayó: “El propio ministro de Salud bonaerense dice que el problema no es la escuela sino la circulación viral. Lo que nosotros pensamos es que, si acá es bajo el índice de contagios en escuelas, está contrariado y habría que usar a la escuela como un vector de control del contagio. La gestión privada tiene mucha integración de los padres respecto a las burbujas, mientras que la publica puede ser una herramienta de integración para tener un control sanitario con lo que ocurre en la burbuja, y en caso de un positivo, se vuelve intermitente y se pasa a actividad virtual durante los días que tenga que ser. Es un lugar de mejor control, con el funcionamiento presencial total o por burbujas”.

En ese sentido, en cuanto a si lo sorprendió la decisión del presidente sobre las clases presenciales, luego de que tanto la ministra de Salud como el ministro de Educación habían hablado en sentido contrario horas antes, el jefe comunal enfatizó: “Creo que se gobierna como se puede, en medio de las dificultades que existen, no los critico. Lo que trato es que sean concretas las autonomías municipales que están en la constitución y que no se aplican en la Provincia desde el ’94 en que se reformó la Constitución, y que esas autonomías hacen que en cada lugar, consensuado con su comunidad, cada uno lo hace a la manera en la que corresponde en ese lugar, y con mejores resultados sanitarios”.

Además, ante la pregunta de cómo afectaron las medidas de restricción a los comercios locales, Posse detalló: “La baja de circulación produce una baja en la actividad economía. La más afectada es la actividad gastronómica, que no había tanta necesidad de cortarlos porque estaban todos los negocios casi vacíos. Se los afectó sin sentido porque cumplían los protocolos, no había modo de contagio en la gastronomía”.

Finalmente, inquirido sobre si los vecinos y comerciantes aguantarían nuevas restricciones, opinó: “A ver, la restricción de las 23 horas ya está produciendo una baja, al menos en la cantidad de gente que se va a hisopar, eso se ve en las estadísticas. Lo veo cuando visito nuestros puntos de hisopado. Los 14 días estos con las restricciones extremas van a producir una baja que debe mostrar los resultados en la tercera semana. Lo ideal sería que en esa tercera semana no haya más restricciones en la educación y en lugares que tienen que ver con la fuente de trabajo, y que se profundice en las conductas individuales y colectivas, con los cuidados y generar responsabilidades, todo lo que significa que no haya contagios”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)