Zárate: adolescente quedó en grave estado tras ser golpeado por un policía que lo acusó de haberlo asaltado

Un adolescente de 17 años quedó gravemente herido tras ser golpeado en la cabeza por un policía que lo acusó de haberle intentado robar en su vivienda en la ciudad bonaerense de Zárate, pero los testigos rechazaron esa versión y aseguraron que en el momento del ataque la víctima estaba en la puerta de la casa de un amigo y que fue atacado sin motivos, informaron hoy fuentes judiciales y de la fuerza.

El hecho que se conoció hoy se registró el sábado por la mañana en la calle Sáenz Peña al 2200 del barrio Villa Nueva, en jurisdicción del mencionado distrito ubicado a unos 90 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes judiciales y de la fuerza provincial informaron a Télam que todo comenzó cuando un efectivo de la Unidad de Policía de Prevención Local (UPPL) arribó uniformado a su vivienda tras haber concluido su jornada laboral.

Según denunció el oficial, dos delincuentes habían ingresado a su casa con fines de robo y, tras reducirlos, los dejó a disposición de la Justicia que, como se trataba de menores de edad, le dio intervención a la fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil en turno.

Los adolescentes de 16 y 17 años fueron notificados respecto al inicio de una causa por el presunto asalto y ambos fueron revisados por personal médico que constató que solo tenían algunas lesiones leves.

Tras la audiencia, el mayor de los jóvenes fue retirado por su madre y tras llegar a su casa se acostó a dormir.

Al despertarse por la noche, el chico empezó a sentirse mal y a vomitar sangre, tras lo cual fue trasladado de urgencia al hospital Virgen del Carmen, donde quedó internado en terapia intensiva.

Los médicos lo operaron a raíz de un hematoma subdural posterior y esta tarde seguía en grave estado, dijeron las fuentes.

La fiscal Andrea Palacios, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial Zárate – Campana, tomó intervención del hecho el lunes luego de que la dirección del hospital avisó de lo sucedido.

Los investigadores entrevistaron a algunos testigos que negaron la versión del policía sobre un robo en su casa y relataron que los dos adolescentes estaban en la puerta de la casa de un amigo, frente a la del efectivo, quien al verlos comenzó a agredirlos.

De acuerdo a esta versión, el policía atacó en la cabeza al adolescente de 17 años con una linga para moto.

Un vocero encargado de la pesquisa dijo a Télam que esta mañana hubo recolección de nuevas “evidencias a partir de los testimonios que se tomaron y, algunas cosas que se encontraron, corroboraron” esos dichos.

“Los testimonios que se recabaron dan otra versión, los chicos no estaban adentro de la casa ni le habían querido robar”, precisó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Las fuentes añadieron que los investigadores intentaban acreditar el nexo causal de las lesiones que habría sufrido a la mañana con el cuadro de salud que se le complicó por la noche.

“Los compañeros de trabajo le dicen (al oficial) ‘Rambo’, se merece pagar por lo que hizo, no merece estar suelto, esto que hizo es intento de homicidio es un asesino más yo quiero que esto se haga viral y que este señor pague por lo que le hizo a mi hijo”, publicó en su página de Facebook Sonia, madre de la víctima.

La mujer afirmó que su hijo “fue a buscar a su primo y este muchacho lo empezó a golpear a él y a su amigo sin ningún motivo”.

Por último, la fiscal Palacios dispuso una serie de medidas tendientes a confirmar si efectivamente el policía sufrió un asalto como lo denunció o si, en realidad, fue directamente a atacarlos.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)