Explotación en la Granja

Se trata de la empresa avícola Nuestra Huella de Pilar; trabajadores del lugar denunciaron penalmente a los propietarios y empleadores por reducción a la servidumbre y trabajo infantil; una cámara oculta muestra a niños de entre tres y trece años trabajando desde las 7 de la mañana hasta las 21 sin descanso.

Ángel De Asis, es un misionero de 49 años que en el 2001 llegó a la provincia con su esposa y sus cinco hijos. Fue contratado para trabajar en la granja Adomo de Pilar una de las estancias de la empresa avícola Nuestra Huella; “Mi señora, Rosalía Schulls que tenía 37 años, fumigaba los galpones sin ninguna protección en la nariz y la boca y eso le provocó la muerte” narró Ángel al diario Página 12. Este es uno de los tantos testimonios que describen las condiciones paupírrimas de trabajo a la que eran sometidos los empleados. Por esto ya existe una denuncia penal contra la empresa avícola. La querella pidió la detención de los responsables de la firma y existen claras evidencias en su contra como es el caso de una cámara oculta. Se pudo filmar a niños de entre 3 y trece años trabajando y personas que cumplían tareas de lunes a domingo sin descanso alguno.
Nuestra huella provee huevos a cadenas como Coto, Carrefour y Wall Mart, además de exportar a Europa y China.

Fuente: zonanortediario.com.ar