La inseguridad de Vicente López

Vicente López es uno de los Municipios que menos se ocupa de la seguridad pública; es paradójico pensar que uno de los municipios más ricos del país es el más pobre a la hora de garantizar la seguridad pública.Esa paradoja encierra una verdad irrefutable: No se trata de que el actual intendente, Enrique García, carezca de autoridad para requerir de las autoridades provinciales más presencia policial en algunos barrios. Los hechos han demostrado que ha podido distraer, cuando quiso, un batallón de 200 policías para desalojar, prepotear, golpear, herir con balas de goma y meter en un calabozo a un grupo de vecinos que suele protestar por la depredación de los espacios públicos del Río y de la costa.

Mientras tanto García omitió y se negó a generar esa presencia en lugares sacudidos por la violencia, el robo y la inseguridad, tal como en los últimos días han denunciado vecinos cansados de pedir su ayuda. Nuestra propuesta requiere necesariamente que el vecino estí convencido de que la única forma de cambiar ese panorama es sustituir la actual administración y poner en práctica una transformación conceptual, actitudinal y de procedimiento respecto del flagelo de la inseguridad.

Debemos promover la participación, la organización y la movilización de los vecinos, porque es posible cortar el circuito delictivo entre las fuerzas de seguridad, la política y quienes cometen estos hechos delictivos, como las mafias y las bandas, con la real participación del vecino y un involucramiento del Municipio en esta problemática.

La seguridad depende de la decisión política de hacerlo. La Justicia debe hacer cumplir las leyes y la Policía, junto con la seguridad privada, tiene que estar a disposición del ciudadano. Esto tiene que ver con una coordinación entre todas las fuerzas. Nadie puede actuar aisladamente.

No nos sirve sólo tener una buena iluminación, buenas cámaras, buena policía o una intendencia comprometida con el tema. Por un lado sirve que todo estí funcionando y por otro lado que lo que está se planifique, se articule, se organice. Ese es el secreto en este tema. No es un tema sencillo, pero el municipio debe decidir si quiere seguir siendo cómplice de los delincuentes a travís de su inoperancia e ineficacia. O ponerse del lado del vecino.

La inseguridad es, en última instancia, la punta de iceberg de toda la problemática social. En ella se contienen de forma cruda todos los problemas sociales, económicos, culturales y políticos que atraviesan a una sociedad.

Ni la marginalidad, ni el desempleo, ni la formación de contracultura o subcultura, ni el mal ejemplo de la corrupción de los ricos y los poderosos, ni la violencia transmitida por los medios de comunicación, ni la falta de futuro, ni la droga o el alcohol, ni la falta de contención familiar, escolar o comunitaria, ni la proliferación del mercado negro de armas, ni la complicidad de los reducidores o encubridores, ni la corrupción institucional y/o policial, ni la alteración de los valores morales, ni la impunidad, ni muchas otras cosas, explican, cada una por sí sola, el aumento de la violencia delictiva, pero todas juntas sí lo hacen. Se trata de un fenómeno de producto multicausal.

El aumento de la inseguridad social es la pústula que sale cuando muchas cosas andan mal debajo de la piel de la sociedad.

En Vicente López se debe tener la voluntad política a favor de ejercer la conducción institucional de la seguridad pública. Existe hoy un desgobierno político de la seguridad.

Concretamente ello implica la superación de la tendencia recurrente del Gobierno Municipal a flotar sobre los acontecimientos cediendo el manejo y la gestión a los funcionarios policiales que no detentan una visión semejante a la que las autoridades políticas deberían tener.

Ese será el puntapií para poder encauzar una política de seguridad que sea comprendida como un bien público, una política de seguridad concebida como la seguridad de los derechos de todos en contraposición al gobierno de la seguridad como bien privado. Concretamente cuando hablemos de seguridad desde Proyecto Sur hablamos de calidad de vida para el vecino de Vicente López.

Fuente: zonanortediario.com.ar